Cooking D.I.Y.
03 de marzo de 2012

Ingredientes

(Para 3):
200 g de kéfir
150 g de yogur griego
40 ml de leche semidesnatada
2 cucharadas soperas de leche condensada
3 láminas de gelatina sin sabor
1 cucharada grande de esencia de vainilla
2 cucharadas grandes de azúcar moreno
1 trozo de rama de romero
1 trozo de piel de limón

7 galletas de especias

25 g de mantequilla

Para la mermelada:
7 fresas
7 cucharadas grandes de azúcar moreno
1 chorro de brandy

Incluye

Desayunos y meriendas, Dulces,

Música

School - Supertramp


Yogurcake

Llevo mucho tiempo queriendo hacer una cheesecake. Aunque subí una receta el año pasado, me he ido dando cuenta con el tiempo y, sobre todo, con muchas degustaciones de cheesecakes, de que mi receta no estaba a la altura que yo quería. Este invento que os traigo hoy es bastante curioso. Es una (no)cheesecake que, a partir de ahora, denominaré yogurcake. No se hornea, podéis coronarla con lo que queráis (yo tenía fresas de Huelva, era un crimen no aprovecharlas) y, por si fuera poco, es una delicia. Después de enumerar las bondades, os dejo caer que el romero es opcional, pero recomendable.

1 – Trituramos las galletas. Os recomiendo ponerlas en medio de una servilleta o un paño y usar un rodillo o los puños para triturarlas bien. Procurad que el paño no tenga pelillos. Además, derretimos la mantequilla en el microondas, cuidando de que no se queme. Mezclamos ambas cosas y lo disponemos en el molde para tarta que vayamos a usar. El mío era pequeñito, porque es una tarta diminuta. Lo metemos a la nevera un mínimo de una hora o al congelador media hora.

2 – Mezclamos el kéfir y el yogur griego. Por otro lado, calentamos la leche junto con el trozo de piel de limón, la leche condensada, el azúcar, la vainilla y el romero. Dejamos que se infusione bien la leche y, mientras tanto, hidratamos las láminas de gelatina en agua fría. Retiramos el romero y el trozo de piel de limón, añadimos las láminas de gelatina bien escurridas e integramos todo bien con ayuda de unas varillas. Vertemos esta mezcla en la de yogures y mezclamos bien.

3 – Antes de que se enfríe, ponemos la mezcla de leche infusionada y yogures en el molde para tarta, sobre el fondo de galletas trituradas. Lo dejamos enfriar y cuajar durante un mínimo de dos horas.

4 – Para hacer la mermelada, basta con cortar las fresas en cuartos y, después, en trozos de aproximadamente 3 milímetros. Los ponemos en una cacerola junto con el azúcar moreno y un chorrito de brandy, y dejamos que se cocine a fuego medio durante un mínimo de 45 minutos. Después, esperamos a que se enfríe y la podemos colocar encima de nuestra yogurcake.

Últimos comentarios

  • No hay tweets

Contactar

Top