Cooking D.I.Y.
31 de julio de 2012

Ingredientes

(Para 5):
— 250 g de mascarpone
— 3 huevos
— 120 g de azúcar
— 100 g de chocolate negro
— 25 bizcochos savoiardi
— 1 taza de café

 

Incluye

Desayunos y meriendas, Dulces, Ocasiones especiales, Postres,

Música

Le temps - Charles Aznavour


Tiramisù

Hace un par de días, Carmen y yo conspiramos para darle una sorpresa a Adrià. Cuando le pregunté por sus postres favoritos, me dijo que no había nada que le gustara más (hablamos de él) que el tiramisù y las tiras de naranja con chocolate, así que nos pusimos manos a la obra. Las dos únicas veces que había preparado el postre en cuestión, en casa de mis tíos y en Roma, el resultado había sido desastroso. Intentaba emular sin éxito el estupendo tiramisù que preparaban en la ostería romana en la que trabajaba, donde recuerdo especialmente buena la crema fatta da noi (la deliciosa mezcla de huevos, mascarpone y azúcar con que bañan el tiramisù y otros postres) que hacían y que se comen a cucharadas como si no hubiera mañana. No such luck. Por cierto, para hacer esta receta, me he guiado por una de Giallo Zafferano que he encontrado aquí. Como soy más tozudo que una mula, he alterado un par de cosas, a ver qué os parece.

1 – Preparamos el café y lo dejamos enfriar.

2 – Separamos las claras de las yemas y mezclamos estas últimas con la mitad del azúcar. En otro bol, montamos las claras a punto de nieve junto con un poco de sal.

3 – Trabajamos el mascarpone hasta que esté cremoso. Añadimos el resto del azúcar y lo integramos bien.

4 – Mezclamos el mascarpone junto con las yemas y, a continuación, añadimos las claras montadas. Lo integramos todo con movimientos envolventes de arriba abajo para que las claras no se bajen. Por último, agregamos cuatro cucharadas soperas de café.

5 – Colocamos los bizcochos savoiardi en el fondo del recipiente y mojamos cada uno con dos cucharaditas de café. La cuestión es mojarlos sin que se deshagan, así que id probando poco a poco.

6 – Cubrimos con una capa de la crema de mascarpone y con chocolate troceado. Repetimos con otra tanda de bizcochos, los mojamos con café y cubrimos de nuevo con la crema. Por último, rallamos un poco de chocolate por encima, lo tapamos con film transparente y lo metemos a la nevera durante unas cuantas horas.

Últimos comentarios

  • No hay tweets

Contactar

Top