Cooking D.I.Y.
26 de octubre de 2012

Ingredientes

(Para 2):
— 120 g de salchichón fresco
— 2 cucharada grande de alcaparras en vinagre
— 1/2 de un pepinillo en vinagre grande
— 1 guindilla en vinagre
— Salsa Worcestershire
— 3 cucharadas grandes de mostaza
— 2 higos

 

Tartar de salchichón

Hace tiempo, vi que Pablo Castro, un tío majísimo que de vez en cuando intercambia conmigo consejos de cocina y recetas por Twitter, comentaba en esa misma red social algo relacionado con su blog. «¿Su blog?», me pregunté, bastante extrañado, ya que nunca había hablado de él. El mismo Pablo me lo confirmó y me contó que la información relativa a él no aparecía en ningún sitio de su cuenta, por lo que era difícil saberlo. El nombre del sitio es La Despensa de Málaga, un proyecto gastronómico colaborativo —el otro 50% del asunto es Andrés Gómez— cuyo único objetivo es reivindicar y dar a conocer la cocina y los productos de dicha provincia. Aunque abrieron el blog en julio de 2011, Pablo y Andrés llevan ya mucho tiempo trabajando juntos en diversos trabajos culinarios, tal y como se puede leer en la sección Quiénes somos de su página.

Un día, vi que Pablo y Andrés publicaron este tartar de salchichón que os traigo hoy y me enamoré de él hasta tal punto que sabía que iba a prepararlo más adelante. Como veréis, mi versión es una beta de la de ellos dos, ya que la simplifiqué de una manera exagerada, por lo que este es un homenaje muy de andar por casa. Os recomiendo, sin embargo, que os leáis su receta, ya que no tiene ningún desperdicio. Es más, os insto a que os deis un paseo por toda la página y os empapéis bien de la gastronomía malagueña, vuestras papilas gustativas os lo agradecerán.

1 – Pelamos y picamos el higo. Lo chafamos con un tenedor y lo mezclamos con la mostaza. Reservamos.

2 – Picamos finamente el salchichón, la guindilla, el pepinillo y las alcaparras. Lo pasamos a un bol y añadimos una cucharada de la mezcla de mostaza e higo. Aparte, añadimos unas gotas de salsa Worcestershire. Tapamos el bol con film transparente y lo dejamos reposar en la nevera unas horas.

3 – Ayudándonos de un aro emplatador o de un vaso engrasado con aceite, presentamos el tartar en un plato liso. Añadimos una cucharadita de mostaza al lado y listo.

Últimos comentarios

Contactar

Top