Cooking D.I.Y.
20 de octubre de 2011

Ingredientes

(Para 3):
300 g de pasta (yo he usado tallarines)

Para las albóndigas (salen unas 15):
350 g de carne picada de ternera
3 tomates secos
1 cucharada sopera de romero picado
1 cucharada pequeña de mostaza
2 cucharadas soperas de salsa de soja
3 cucharadas soperas de pan rallado
2 cucharadas de leche
1 cucharada pequeña de orégano
1 huevo

Para la salsa:
400 g de tomate triturado
3 ramas de albahaca fresca (si no, vale la seca)
1 diente de ajo
Aceite de oliva

Tagliatelle con polpette

¡Saludos! Como he dicho por Facebook, he estado un pelín ocupado últimamente con cosas de la carrera. Hoy no tengo clase, y como soy de culo inquieto, no he querido desaprovechar esta magnífica ocasión de poder cocinar algo y, de paso, subirlo aquí para que lo veáis. Este plato se lo he visto hacer a Jamie Oliver (cómo no) y, como veis, mi versión está calcada casi al 100%, con la diferencia del tomillo (que se lo iba a poner y se me ha olvidado), el tomate seco, la salsa de soja y poco más. Dado que la pasta me gusta muy sencilla, este plato me parece perfecto: un poco de salsa, unas cuantas albóndigas (o polpette, como se dice en italiano), pasta y queso. Nada más.

1 – Mezclamos bien la soja, la mostaza, el huevo, el pan rallado, la leche, los tomates secos picados, el romero picado y el orégano con la carne picada. Cuando tengamos una mezcla homogénea, vamos haciendo bolas del tamaño que queramos. En mi caso, las he hecho medianas (unos 3 cm de diámetro, más o menos), y con las manos mojadas, lo cual facilita mucho la tarea de darles forma.

2 – Vamos a hacer las albóndigas a la plancha en una sartén. Esto nos llevará unos 7 u 8 minutos, a fuego medio-fuerte. Retiramos y reservamos.

3 – Para la salsa, vamos a usar la misma sartén en la que hemos hecho las albóndigas. Ponemos un chorro de aceite de oliva y añadimos el ajo laminado. Cuando se esté dorando, añadimos la albahaca y, justo después, el tomate. Como dice Jamie, cuando la salsa haya levantado el hervor, estará lista. Corregimos de sal y de azúcar.

4 – Cocemos la pasta según las instrucciones del paquete, pero recordad: NADA DE ACEITE (nunca me cansaré de decirlo). Una vez escurrida la pasta, reservamos un poco del agua de cocción, que nos puede servir para la salsa. Mezclamos con el tomate y las albóndigas y servimos inmediatamente con un poco de queso rallado y, si se quiere, unas hojas de albahaca fresca.

Últimos comentarios

  • No hay tweets

Contactar

Top