Cooking D.I.Y.
07 de septiembre de 2011

Ingredientes

(Para 6 personas):
6 tomates bien maduros
1 pimiento rojo
4 dientes de ajo
2 cebollas pequeñas
1 zanahoria
2 puñados de albahaca fresca (si no tenéis a mano, bastará con 4 cucharadas de albahaca seca)
4 cucharadas de vinagre balsámico
Aceite de oliva
Sal
Pimienta
Agua

Incluye

Primeros, Sopas y cremas, Vegetariano, Verduras,

Música

Next Girl - The Black Keys

Sopa de tomate y albahaca de Jamie Oliver (Erasmus)

¡Buenas y calurosas tardes! Hoy se suponía que iba a subir la receta de la ensalada de espinacas, bacon y champiñones, pero no ha podido ser ya que no encontré ni espinacas frescas ni champiñones en buen estado, así que tuve que tirar de la segunda opción de la votación que propuse y hacer la sopa de tomate y albahaca de Jamie Oliver. De todas maneras, también me fije en otra receta que aparece en su libro Jamie’s Dinners, así que hice una mezcla de ambas recetas. Por cierto, hoy se me ha olvidado hacer mi tradicional foto de los ingredientes, espero: 1) hacerla en los próximos días, y 2) que no me vuelva a pasar.

1 – Precalentamos el horno a 220 ºC. Aparte, en una olla con un chorrito de aceite de oliva comenzamos a sofreír a fuego medio-bajo la cebolla con la zanahoria, un manojo de albahaca fresca y un poco de sal. Tapamos la olla para que se cocine con su propio vapor y removemos de vez en cuando. Esto estará así durante unos 20 minutos, momento en el que le añadiremos el vinagre balsámico y dejaremos que se reduzca un poco.

2 – A la vez, en un recipiente apto para el horno, echamos un chorrito de aceite de oliva y colocamos encima los tomates enteros, los ajos (a los que les daremos un golpe con la hoja del cuchillo, pero no pelaremos) y el pimiento cortado por la mitad y despepitado. Salamos y metemos al horno, donde se horneará a 210 ºC durante 12-15 minutos. Una vez pasado ese tiempo, sacamos las verduras del horno, le quitamos los pedúnculos a los tomates y la piel a los ajos y lo echamos todo a la olla, con cuidado de no quemarnos.

3 – Dejamos cocer durante unos 5 minutos y, a continuación, trituramos todo con la batidora. Añadimos el otro manojo de albahaca, un poco de agua si vemos que está demasiado espesa, corregimos de sal y levantamos el hervor de la crema. Si se quiere, se puede colar, pero yo he optado por hacerla un poco más rústica y no colarla, dejarla así. Además, se puede tostar un poco de pan para acompañar a la hora de comer, le va genial.

Deja un comentario sin Facebook (Todavía no hay ninguno)

Comentar

What is 7 + 15 ?
Please leave these two fields as-is:

Últimos comentarios

  • No hay tweets

Contactar

Top