Cooking D.I.Y.
09 de enero de 2012

Ingredientes

(Para 4):
4 láminas de pasta filo
15 aceitunas
1 puñado de nueces picadas
150 g de queso de untar
3 lonchas de queso emmental
150 g de queso feta
100 g de espinacas
1 tomate cortado en rodajas
3 huevos
1 cucharada de mantequilla derretida
1 diente de ajo
1 cucharada y media de orégano
Sal, pimienta y nuez moscada al gusto

Quiche de espinacas, feta y aceitunas

¡Buenas! Aquí estamos de nuevo, esta vez con un plato un tanto peculiar. Hacía ya tiempo que tenía pensado hacer una quiche o algo que se le pareciera, porque es una receta que encuentro bastante atractiva. La base para que cuaje es el huevo, aunque también he leído por ahí que es huevo con nata, y yo he optado por usar huevo con queso de untar. El resto de ingredientes puede ir a vuestro gusto: bacon, calabacines, jamón (tanto cocido como serrano), varios tipos de queso, etc. Además, también podéis variar el tipo de masa que usáis. En mi caso, he aprovechado para “reciclar” un resto de pasta filo que me quedaba por casa, pero he leído varias recetas en las que usan masa quebrada, que se hornea previamente. Es más, me atrevería incluso a decir que podéis usar hojaldre aunque, eso sí, con un horneado previo, para que la masa se cocine. Vamos a darle otra vuelta de tuerca: creo que se podría hacer una quiche dulce. Tendré que informarme en internet, pero la idea me está gustando bastante. Si encuentro algo que me llame la atención y me decido por hacerlo, prometo subirlo aquí.

1 – Precalentamos el horno a 200º C. En una sartén, sofreímos el ajo hasta que esté ligeramente dorado y añadimos las espinacas que, en mi caso, son congeladas. Una vez que hayan tomado el gusto del ajo, las retiramos del fuego y las dejamos templar. Mientras, vamos trabajando el queso de untar hasta que esté un poco más líquido, al que añadiremos 100 gramos de queso feta deshecho con los dedos, una cucharada de orégano, el queso emmental, las nueces y los huevos batidos.

2 – En un recipiente para horno, vamos a ir colocando las láminas de pasta filo una por una, pintadas por ambas caras con mantequilla derretida para que no estén tan secas y luego tengan un poco de brillo. Os recomiendo arrugar los bordes porque, como veis en la imagen, quedan muy bonitos así. Volcamos nuestra mezcla de ingredientes dentro y colocamos por encima las rodajas de tomate, el resto del feta y el resto del orégano. Metemos en el horno.

3 – Dejaremos hornear alrededor de 45 minutos a 170º C. Si veis que la pasta filo se tuesta demasiado por los bordes, programad para que el calor solo se genere en la parte de abajo del horno y así os aseguráis de que la mezcla de huevo se hará y cuajará. Para ver si está hecho, basta con sacar la quiche del horno y pinchar en el centro con un cuchillo. Si sale limpio de líquidos significa que ya está hecha.

  • No hay tweets

Contactar

Top