Cooking D.I.Y.
28 de abril de 2012

Ingredientes

(Para 1):
125 g de yogur natural, en mi caso, griego
120 ml de agua
1 cucharada pequeña de sal

 

¿Qué es el ayran?

Un reciente viaje a Turquía me ha dejado con síntomas severos de la llamada fiebre turca. Nunca me había planteado cómo sería la gastronomía de dicho país y, a decir verdad, no tengo la más mínima idea acerca de ella. Lo bueno de este viaje, entre otras muchas cosas, es que ha despertado no solo mi curiosidad, sino también mi apetito. Probar un par de pinceladas de la comida que preparan allí me ha hecho darme cuenta de lo totalmente ignorante que soy. No es que llegara al punto de relacionar Turquía con kebabs igual que muchas veces se relaciona injustamente España con paella o Inglaterra con mala comida, pero era un hueco que no me había propuesto llenar porque, simplemente, no la había degustado y no me llamaba la atención en exceso. Ahora, por fin, he de decir que estoy buscando información sobre su gastronomía y, para ser sinceros, lo que he visto (y engullido) me gusta bastante.

Hoy, traigo una bebida salada hecha a base de yogur llamada ayran. Según he estado leyendo por internet, es bastante común en Oriente Medio, en los Balcanes y en algunos países como Bulgaria o Turquía, siendo este último el mayor productor de ayran en el mundo. Suele servirse como bebida para acompañar carnes a la parrilla, que es como yo lo comí. Además, a mí me vino de perlas para quitarme el picante de la salsa y las guindillas que acompañaban mi plato de carne, por lo que es, en mi opinión, un 2 en 1 estupendo. Cuando me compré uno en un supermercado turco, solo por volver a beberlo, me costó poco más de una lira y media que, si no me equivoco, no llega a los 80 céntimos de euro.

1 – En un vaso para la batidora, ponemos el yogur, el agua y una parte de la sal. La razón por la que no se pone toda la sal es para corregir más adelante en caso de que quede soso. Batimos bien, probamos y corregimos el sabor, que tiene que ser ligeramente salado, lácteo y con un toque ácido.

Últimos comentarios

  • No hay tweets

Contactar

Top