Cooking D.I.Y.
27 de febrero de 2012

Ingredientes

(Para 4):
2 pollos picantones, cortados en piezas y sin piel
2 manzanas Reineta
1 manzana roja
1/2 vaso de vino manzanilla
3 cucharadas grandes de aceite de oliva
1 cucharada sopera de tomillo
Sal y pimienta

Incluye

Carnes, Ocasiones especiales, Segundos,

Música

Herculean - The Good, The Bad & The Queen

Pollo picantón con manzanas

Este es un plato que ha estado en casa desde hace mucho tiempo. Un día, mi madre lo preparó y, desde entonces, no se ha marchado. Creo recordar que era una vieja receta de su madre. Sea como sea, si tiene historia, no puede fallar, ¿no? Aconsejaría no usar la piel del pollo, para evitar grasa extra. Ah, y una condición sine qua non es usar manzanas Reineta, queda infinitamente mejor. Yo he infiltrado una manzana roja y dulce para que hubiera más salsa, pero la mayoría deberían ser Reineta. Por último, el vino es una manzanilla de toda la vida que consigue realzar los sabores hasta niveles insospechados. Si os animáis a hacer este plato, os aseguro que no os decepcionará.

1 – Precalentamos el horno a 180 ºC, arriba y abajo. En una bandeja apta, colocamos las manzanas, peladas y troceadas en pedazos con un grosor no superior a 3 milímetros, para facilitar la cocción. Encima, colocamos los pollos, a los que añadimos un chorrito de aceite de oliva por encima. Mojamos con el vino manzanilla, salpimentamos, añadimos el toque de tomillo y ya estamos listos para ir al horno.

2 – Cuando el pollo haya estado media hora en el horno, sacamos la bandeja, le damos la vuelta a los trozos y la reintroducimos. Esperamos otra media hora. Volvemos a sacar la bandeja y, de nuevo, le damos la vuelta a las tajadas de pollo. La metemos otra vez en el horno y esperamos otros 15-20 minutos, hasta que el pollo esté dorado y la manzana se haya convertido en una especie de compota.

3 – Si veis que, como a mí, no se os ha formado una salsa acompotada y que algunos trozos de manzana todavía están enteros, no desesperéis, que todo tiene solución. Ponemos a calentar un cazo a fuego medio-alto y volcamos todas las manzanas (reservamos el pollo, obviamente). Dejamos que terminen su cocción, corregimos de sal si es necesario y, por fin, podemos servirlo.

Últimos comentarios

  • No hay tweets

Contactar

Top