Cooking D.I.Y.
04 de febrero de 2013

Ingredientes

(Para 2):

— 2 pechugas de pollo con piel

— 100 g de orejones

— 100 g de ciruelas pasas sin hueso

— 100 g de uvas pasas sin hueso

— 1 cebolla grande

— 1 copita (100 ml) de moscatel o vino dulce.

— 1/2 vaso (125 ml) de caldo de pollo

— Sal y pimienta

— 1 cucharada pequeña de mantequilla

— Aceite de oliva virgen extra

 

Incluye

Carnes, Cooking abroad, Segundos,

Música

Elephant - Tame Impala


Pollo con ciruelas, pasas y orejones

Ir a un buen restaurante supone volver a casa frustrado. Es un quiero y no puedo. Ojo, que por buen restaurante me refiero a cualquier local cuya comida me haga disfrutar, no a un sitio con millones de galardones. Volviendo a la frustración, diré que se trata, más bien, de envidia, aunque todavía está por verse si es o no sana. ¿Qué me pasa? Que miro el plato, corto un trozo, lo mojo bien en la salsa, me lo meto en la boca, mastico, saboreo, me estremezco, mastico, mastico, mastico, cierro los ojos, levanto imaginariamente los brazos al cielo y pregunto «¿Por qué?». «Pues —me respondo— porque ellos son profesionales y tú no». Pasado el berrinche, me tranquilizo con el pensamiento de que, por lo menos, puedo intentarlo. ¿Quién dijo miedo? Al fin y al cabo, es pollo con fruta seca. Eso sí, en La Pubilla (Plaça Llibertat, 23, en Barcelona) lo hacen —creo— al horno y yo he optado por pasarlo por la plancha a fuego medio. No queda más remedio que aceptar pulpo como animal de compañía.

Por cierto, ayer asistí al que espero sea el primero de muchos intercambios de regalos con Micrito. Ella ilustró una receta y yo hice galletas. Ambas preparaciones estarán dentro de poco en el blog.

1 – Sofreímos durante una hora la cebolla, cortada en tiras, en una sartén a fuego medio-bajo con un chorrito de aceite de oliva y la mantequilla. No hay que olvidarse de salpimentar al principio.

2 – Calentamos otra sartén a fuego medio.

3 – Cumplida la hora, mojamos la cebolla con el vino y esperamos a que se evapore el alcohol. Añadimos las frutas secas junto con el caldo y lo dejamos al calor 15 minutos más o hasta que las frutas hayan absorbido parte del líquido.

4 – Ponemos el pollo en la sartén precalentada sin nada de grasa con la piel en contacto con la plancha, es decir, bocabajo. Pimentamos la carne y dejamos que se haga durante 25 minutos. A medida que la piel suelte grasa, la vamos retirando con una cuchara.

5 – Damos la vuelta a las pechugas y las hacemos 5 minutos más. Retiramos del calor, dejamos reposar unos tres o cuatro minutos y ya podemos cortarlas en medallones. Las salamos, las colocamos encima de la salsa y servimos.

Últimos comentarios

  • No hay tweets

Contactar

Top