Cooking D.I.Y.
21 de octubre de 2013

Ingredientes

(Para 2):

— 300 g de masa de pizza

— 2 tomates raf

— 6-7 tomates secos

— 125 g de mozzarella di bufala campana

— 100 g de brie

— 80 g de fuet

— Tomillo

— Aceite de oliva virgen extra

 

Incluye

Carnes, Extranjerismos localizados, Masas, Ocasiones especiales, Segundos,

Música

Feeling Free - Nicolle Willis & The Soul Investigators


Pizza de fuet, tomates secos y brie

«La pizza tiene flow, mola». A Mònica le hace mucha gracia que Jon, para hablar en términos positivos de algo o alguien, utilice la expresión «tiene flow». A mí también, claro. Cuando la ves en el centro de la mesa, redonda, gratinadas y atractiva, te es imposible ir más allá e intuir las 48 —o 72— horas de maduración de la masa en la nevera —a lo Ibán Yarza—. Es más, ayer mismo, María y yo comentábamos la de veces que nos habíamos comido a toda leche lo que nuestras respectivas madres preparaban cuando éramos pequeños y ni siquiera les dábamos las gracias o les decíamos lo increíblemente bueno que les había salido. Así, sin más. Algo parecido sucederá, me temo, con el libro, pues no creo que pueda resumir y transmitir al lector las horas tecleando, las dificultades o los cabreos que se esconden en él. Sin embargo, ahí está, reluciente, limpio y colorido, preparado para salir dentro de un mes exacto. Ah, y lo mejor de todo es que hoy mismo puedes reservar nuestra edición especial para preventa.

1 – Precalentamos el horno al máximo con calor arriba y abajo.

2 – Mientras tanto, enharinamos ligeramente una superficie lisa y limpia, y estiramos la masa con las manos. La pasamos a una lámina de papel vegetal y terminamos de darle forma. En este caso, va a gustos. Por mi parte, he optado por un modelo napoletano: fina en el medio y borde gordoncho. Una vez esté a nuestro gusto, la colocamos en el suelo del horno y la horneamos en blanco durante unos pocos minutos, hasta que tome color por debajo.

3 – Sacamos la masa del horno con mucho cuidado y colocamos el tomate, cortado en rodajas, la mozzarella, el brie y los tomates secos. Encendemos el grill y colocamos la pizza en una bandeja lo más cerca de la parte superior del horno posible. Horneamos hasta que los quesos se gratinen y la masa termine de dorarse.

4 – Sacamos la pizza del horno, colocamos el fuet, cortado en rodajas, por encima, echamos un hilo de aceite de oliva virgen extra y espolvoreamos un poco de tomillo.

Últimos comentarios

  • No hay tweets

Contactar

Top