Cooking D.I.Y.
05 de julio de 2013

Ingredientes

(Para 3):

— 2 cuartos inferiores (consistentes en muslo + contramuslo) deshuesados y con piel

— 3 panes de pita

— Hojas verdes (lechuga, rúcula, canónigos, etc.)

— Salsa teriyaki 

— Sal y pimienta

— Limón

— Aceite de oliva virgen extra

 

Pita de pollo pseudo oriental

Anoche, a eso de la 1, terminé definitivamente de montar mi habitación. El armario está abombado, las puertas no encajan del todo y las baldas cojean —sobre el propio aire, así que desafían las leyes de la gravedad—; me he equivocado dos veces al comprar el somier; algunos de los tornillos que sujetan las patas al tablero de la mesa están sueltos y seguimos sin nevera ni lavadora. No obstante, es NUESTRA casa. Anoche —de nuevo, sí, aunque ahora a eso de la 1:30—, Juanma y yo, que estábamos sentados en nuestras respectivas sillas en mi habitación, compartíamos una cerveza mientras descansábamos después de todo el trabajo. Al ir a acostarme, vi de que me faltaba la sábana de abajo. Me dio completamente igual. De repente, caí en que habíamos conseguido eso que llevábamos persiguiendo durante tanto tiempo: vivir juntos. Poco antes de dormirme, se me vino a la cabeza lo que decía Paolo Nutini en No Other Way. ¿Cómo era? Ah, sí, I’m home.

 

1 – Calentamos una sartén a fuego medio y añadimos un chorrito de aceite de oliva.

2 – Hacemos cortes en forma de rombos en la piel de los cuartos de pollo, los pimentamos, y los colocamos en la sartén con ese mismo lado —el de la piel— boca abajo. Estarán así una media hora y durante dicho tiempo lo único que hay que hacer es retirar el exceso de grasa y añadir de vez en cuando un poco de salsa teriyaki a la carne.

3 – Damos la vuelta al pollo y lo dejamos hacerse unos 3 minutos más. Ahora, bañamos con un par de cucharadas de salsa teriyaki la piel de cada uno para que tomen sabor. Lo retiramos del calor y lo dejamos reposar 5 minutos.

4 – Mientras tanto, abrimos las pitas por la mitad y las tostamos. Aparte, aliñamos unas hojas verdes con aceite, sal, pimienta y limón.

5 – Cortamos el pollo en medallones de aproximadamente 1,5 cm y los salamos ligeramente.

6 – Disponemos las hojas verdes aliñadas encima de una mitad de la pita, añadimos 4 medallones y tapamos con la otra mitad del pan.

Últimos comentarios

  • No hay tweets

Contactar

Top