Cooking D.I.Y.
23 de abril de 2014

Ingredientes

(Para 6):

— 500 g de arroz bomba

— 500 g de chipirones limpios

— 500 g de costilla de cerdo troceada

— 3 cebollas

— 3 dientes de ajo

— 1 cayena

— 1 lata de pimientos del piquillo

— 400 g de tomate triturado

— 6 hojas de salvia

— 250 g de espárragos trigueros

— 250 g de setas

—2 litros de caldo de pescado

— Sal

— Aceite de oliva virgen extra

 

El pequeño cadáver exquisito

Me gusta mucho que, a pesar de todo lo que hace esta maledetta sociedad por hundirnos más y más en la miseria de las comidas precocinadas, los macburgers, las pizzas envasadas y las mierdas varias, haya gente cojonuda como Clara que rema a contracorriente, saca a relucir su dedo corazón ante la posibilidad de llevarse algo indecente a la boca y se rebela. Vaya si se rebela. Sus ingredientes fueron arroz bomba, pimientos del piquillo y cayena en rama. Los míos, por otro lado, consistían en salvia, chipirones y espárragos. Sí, correcto, han vuelto los cadáveres exquisitos. He aquí, a todo esto, su versión.

Arroz caldoso de costillas, chipirones y espárragos.

1 – Calentamos una olla alta y doramos las costillas, que habremos untado bien con aceite, a fuego medio alto. Sin tiempo para que se quemen, agregamos las cebollas bien picadas, rascamos el fondo para sacar todo el sabor y lo dejamos rehogarse suavemente durante, más o menos, una hora. Durante ese tiempo, destaparemos la olla lo menos posible y añadiremos un poco de agua si el fondo se queda seco para generar vapor. Además, pasada media hora, agregaremos un par de ajos bien picados.

2 – Cumplido el tiempo, cuando la cebolla haya pasado de blanco a un precioso dorado, añadimos los piquillos —escurridos y picados— y los dejamos hacerse junto con el sofrito otros 10 o 15 minutos. Después, comprobamos la dureza de la carne. Si ya está tierna, la retiramos de la olla, a la que incorporamos el tomate triturado. Dejamos cocinar tapado alrededor de media hora más y sin tapar otra media hora extra. De aquí va a salir un sofrito de competi y TÚ lo sabes.

3 – Retiramos el sofrito a un plato, echamos un chorro generoso de aceite en el fondo de la olla y lo aromatizamos con un poco de salvia, la cayena y el otro ajo. Agregamos el arroz, removemos y lo dejamos hacerse durante unos 5 minutos sin que se queme. Agregamos el sofrito y mojamos con el caldo caliente. Lo tenemos a fuego vivo alrededor de 8 minutos y otros 6 a baja temperatura. Comprobamos el punto de sal al principio y, de ser necesario, lo rectificamos. Además, durante este tiempo, intentaremos dos cosas: NO remover el arroz —sobre todo al final, cuando esté a fuego bajo— y NO dejar que se pase. Por último, probamos el arroz y lo dejamos reposar tapado unos 2 minutos. 

4 – Mientras el arroz se va cociendo, salteamos por tandas las setas, los espárragos y los chipirones. El producto vegetal lo agregamos al arroz cuando falten unos 5 minutos y los chipirones a ultimísima hora. Ah, y lo servimos volando, que el arroz se pasa y eso es peor que el inglés de Ana Botella.

Últimos comentarios

  • No hay tweets

Contactar

Top