Cooking D.I.Y.
25 de julio de 2012

Ingredientes

(Para 2):
Para la pasta:
— 200 g de penne
— 120 g de chorizo, en mi caso, picante
— 400 g de tomate cortado (el mío era de lata)
— 120 g de queso de tetilla
— Unas hojas de romero
— 2 cucharadas pequeñas de azúcar moreno
— Sal y pimienta
— Aceite de oliva virgen extra

 

Para la bechamel:
— 25 g de harina de trigo
— 25 g de mantequilla con sal
— 200 ml de leche
— Nuez moscada al gusto (opcional)
— Sal y pimienta al gusto

 

Penne con chorizo

Llevaba años sin comer este plato y, de repente, un día va y se me antoja. Siendo sincero, he de admitir que todo empezó porque Eli y María, que son un par de soles bien bonitos y brillantes, me regalaron, entre otras cosas, un salchichón y un chorizo cuando vinieron a visitarme hace ya bastante tiempo. Cuando estoy aburrido, me da por pensar qué puedo cocinar, así que estaba en una de esas cuando me acordé de los macarrones con chorizo que comía muy ocasionalmente en casa de mi tía. El recuerdo me dio una punzada de nostalgia y, de repente, esta combinación italo-pieldetoro me enamoró por completo. He de decir que estoy bastante contento con el resultado. Realmente, esta es una receta que tengo preparada desde hace mucho tiempo, pero unas cosas y otras me han impedido sacarla hasta ahora.

1 – Picamos los ajos muy finamente y los sofreímos en aceite de oliva sin dejar que se doren. Añadimos el chorizo picado junto con unas hojas de romero y dejamos que suelte su grasa.

2 – Pasados 10 minutos, pimentamos, agregamos la lata de tomate picado junto con un poco de sal y azúcar y lo dejamos cocer durante media hora a fuego medio.

3 – Cocemos la pasta en abundante agua hirviendo con sal y reservamos un par de cazos de dicha agua. Los penne tenían que estar cociendo 11 minutos, pero yo los retiré tras 8 minutos, porque terminan de hacerse en el horno.

4 – Escurrimos la pasta y la mezclamos con la salsa de tomate y chorizo. Lo pasamos todo a una fuente apta para el horno y cubrimos con bechamel y queso.

5 – Horneamos a 210º con grill durante 15 minutos o hasta que estén gratinados.

Para hacer la bechamel:

1 – Tamizamos la harina (pasarla por un colador).

2 – Derretimos la mantequilla en un cazo a fuego medio y doramos en ella la harina.

3 – incorporamos la leche caliente en tres tandas. Primero una, removemos e integramos, luego otra, removemos e integramos y, ¡oh, sorpresa!, luego otra, removemos e integramos. A continuación, seguimos removiendo con el fuego bajo durante unos 5 o 10 minutos.

4 – Retiramos el cazo del fuego y añadimos un poco de nuez moscada junto con sal y pimienta. Para terminar, agregamos un tercio del queso de tetilla y lo dejamos incorporarse.

Últimos comentarios

  • No hay tweets

Contactar

Top