Cooking D.I.Y.
21 de marzo de 2014

Ingredientes

(Para 4):

— 400 g de rigatoni

— 300 g de setas y hongos variados

— 16 calçots

— 3 dientes de ajo

— 3 cucharadas grandes de pulpa pimiento choricero

— 40 g de avellanas tostadas machacadas

— 60 g de parmesano

— Sal y pimienta

— Aceite de oliva virgen extra

 

Rigatoni con calçots y setas

Octubre de 2011

Tarde del miércoles, sinónimo de cuatro horas seguidas de clase de interpretación simultánea. Llevamos así cerca de un mes y nos quedan, como mínimo, tres más. Ya veremos qué trae el segundo cuatrimestre. De momento, esto es una masacre. Hay gente que se desmaya porque le entra un bajón. Otros, simplemente, rompen a llorar porque no encuentran una forma diferente de expulsar la presión que Jasmine les ha metido en el cuerpo. Por otro lado, están los que se limitan a temblar delante del micrófono y son incapaces de pronunciar palabra alguna. Aparte, hay quien tiene la habilidad de soltar el discurso en español por completo y sin despeinarse. Con fallos, claro, pero va por buen camino. Por último, estamos Javi y yo. No nos desmayamos, no lloramos, no temblamos y, desde luego, tampoco interpretamos el discurso entero. Nos reímos como quinceañeros para quitarle hierro al asunto, olvidamos apagar el micrófono y empezamos a cantar Jenny Don’t Be Hasty («Oh, Jenny, don’t be hasty. No, don’t treat me like a baby»), ante lo cual Jasmine enciende su micrófono y dice: «por mucho que me guste cómo cantáis, la cabina de interpretación NO ES UN SITIO ADECUADO PARA HACERLO». Ouch…

P. D. 15 000 gracias, majos. :’-)

P. D. 2 Gracias a ti también, Mòn, por la inspiración.

1 – Precalentamos una sartén y, cuando haya cogido temperatura, bajamos el calor a medio, añadimos un chorro de aceite de oliva virgen extra y agregamos los calçots, bien limpios, sin la parte verde y cortados en 3 o 4 partes, según su longitud. Los dejamos hacerse hasta que tengan un bonito color dorado por fuera y estén tiernos por dentro. Reservamos.

2 – Calentamos bien una olla con agua. Cuando rompa a hervir, echamos sal y volcamos la pasta, que dejamos hacerse hasta que esté al dente. En ese momento, la escurrimos y guardamos un vaso del agua de cocción.

3 – Mientras la pasta se cuece, salteamos las setas (bien limpias y, en el caso de portobelo y champiñones similares, cortados en cuartos) a fuego vivo en una sartén con un chorro de aceite de oliva virgen extra y los ajos picados. Cuando hayan cogido color, agregamos un chorrito de agua, tapamos la sartén y dejamos que las setas se cocinen al vapor hasta que se hayan ablandado. En ese momento, incorporamos los calçots y, si ya está cocida, la pasta.

4 – Agregamos a la pasta el pimiento choricero, las avellanas y el parmesano rallado, salpimentamos y removemos bien para hacer una salsa. Si es necesario, mojamos con un poco del agua de cocción. Servimos inmediatamente.

Últimos comentarios

  • No hay tweets

Contactar

Top