Cooking D.I.Y.
30 de abril de 2014

Ingredientes

(Para 6):

— 175 g de tomates secos en aceite de oliva (peso escurrido)

— 220 g de corazones de alcachofa BUENOS (peso escurrido)

— 225 g de pimientos del piquillo DE COMPETI (peso escurrido)

— 150 g de aceitunas negras sin hueso (peso escurrido)

— 50 g de parmesano rallado

— Ralladura de limón al gusto (en mi caso, 2 cucharadas grandes)

— Aceite de oliva virgen extra

 

Paté de verduras

Por las noches que empiezas con una cena pasadas las diez y terminas a las cinco de la madrugada con otra, esa que te da la vida antes de irte a dormir. Por las noches en las que casi te quedas en casa porque te mueres de sueño y Damiano consigue convencerte de lo contrario. Por las noches en garitos barceloneses con música de buen gusto y camareros que invitan a chupitos sin querer acostarse contigo —¿o soy demasiado inocente?—. Por las noches de retos estúpidos, como aquel inocente (!) «¡Bébete lo que queda de birra de un solo trago!». Lo carga el diablo. Pueden ser unas míseras gotas o la lata entera. Sin embargo, lo haces igualmente porque en ese momento no hay mejor manera de tocar el cielo. De hecho, no hay otra. Después de la gesta, claro, gritas, alzas los brazos y chocas de frente con tus amigos —al más puro estilo NBA— hasta que viene el portero de la discoteca y te dice que tienes que dejar de hacer el gilipollas. Por las noches en las que Sinatra, Davis Jr., Martin y Bogart se sentirían orgullosos de ti. Por las noches, al fin y al cabo, que no sabes en qué dirección discurrirán. Son las mejores.

1 – Abrimos las latas/botes y escurrimos bien sus interiores. Es importante que no tengan apenas agua para que el resultado final sea paté y no sopa.

2 – Metemos todas las conservas en el vaso de la batidora junto con el parmesano rallado y la piel de limón. Trituramos hasta obtener una mezcla homogénea. Si queremos que la textura sea más cremosa, añadimos un poco de aceite de oliva virgen extra y volvemos a pasar la batidora. 

3 – Metemos el paté en un bol, que filmamos, y lo dejamos en la nevera un mínimo de un par de horas para que se asienten los sabores. Después, servimos.

Últimos comentarios

  • No hay tweets

Contactar

Top