Cooking D.I.Y.
26 de marzo de 2014

Ingredientes

(Para 4):

— 1 lata de mejillones en escabeche

— 1 bote (250 g) de queso tipo Philadelphia

— 15-20 cebollinos

 

Paté de mejillones en escabeche

El proyector está encendido. Como siempre, lo hemos puesto encima de unas cajas que, a su vez, hemos colocado encima de un taburete para ganar un poco de altura y ver con comodidad. Da gusto dirigir la mirada hacia la mesita del salón, pues no falta de nada: patatas fritas, tarrinas varias de foie, banderillas, anacardos, gildas, cacahuetes con miel, aceitunas, fuet, pan tostado con tomate, queso de varios tipos y, por supuesto, regañás. El despliegue es digno del banquete de rigor para disfrutar del capítulo final de Breaking Bad, pero hoy no. Por una vez y, sin que sirva de precedente, el tema tiene que ver con un balón y veintidós tíos —en realidad, veinte, pues los porteros suelen estarse quietecitos— desquiciados persiguiéndolo. Se ha dicho tanto del deporte rey que mucho me temo que cualquier opinión que intente aportar, además de incorrecta —pues no soy, ni de lejos, un experto, al contrario—, será un refrito de otra que ya ha dicho alguien. Si hablo de fútbol, de una eliminatoria a doble partido y de la Champions es por el cariño que mi abuelo le tenía al Atleti.

P. D. No, esta escena todavía no ha sucedido, pero ya me encargo yo de planearla para que el martes que viene todo esté bajo control.

1 – Abrimos la lata, desechamos el escabeche y pasamos los mejillones al vaso de la batidora.

2 – Ponemos el queso cremoso en el vaso y trituramos hasta que el conjunto sea homogéneo.

3 – Pasamos el paté a un plato, lo tapamos con film transparente y lo dejamos en la nevera un mínimo de media hora.

4 – Picamos finamente el cebollino y lo espolvoreamos por encima del paté justo antes de servirlo.

Últimos comentarios

  • No hay tweets

Contactar

Top