Cooking D.I.Y.
30 de enero de 2012

Ingredientes

(Para 4):
13 patatas pequeñas
Aceite de oliva
Sal

Para el ali oli:
3 dientes de ajo
1 huevo
250 ml de aceite de girasol
40 ml de aceite de oliva
Unas gotas de zumo de limón
Sal

 

Incluye

Entrantes, Primeros, Salsas, Vegetariano,

Música

People Are Strange - The Doors


Patatas con ali oli de ajo asado

¡Buenos días! Hoy os traigo una receta que me inspiró una visita a Kiosko, el magnífico restaurante de hamburguesas que hay en Barcelona, ciudad de la que estoy muy enamorado. Es un restaurante que me gustó tanto (siempre cuento la misma anécdota, qué le vamos a hacer) que incluso llevé allí a un amigo británico que vino a pasar unos días a Barcelona. Le dije que iba a flipar, que no le llevaba de tapas porque conozco pocos sitios allí y, en ese momento, no podía dejar de pensar en Kiosko, donde había ido un par de días antes y había descubierto el sentido de la vida: comerse una de sus hamburguesas. El caso es que una de las salsas que sirven es la de ali oli de ajo asado, que es suave, no repite y, sin embargo, sigue teniendo ese toque de ajo que tanto me gusta. He intentado emularla y creo que el resultado no es del todo malo, así que allá vamos.

1 – Precalentamos el horno a 200º C. Colocamos los ajos enteros, con piel y todo, en un cuenco apto para el horno y les ponemos un poco de aceite de oliva por encima. Horneamos durante 20 minutos o hasta que estén dorados, con cuidado de que no se nos quemen. Sería recomendable hacer esta receta a la vez que se hace otra que requiera horno, para no encender el horno solo para tres dientes de ajo.

2 – En una cacerola, ponemos las patatas, las cubrimos con agua y añadimos un poco de sal. Lo llevamos a ebullición y dejamos que estén cociendo durante 15 minutos aproximadamente. Las vamos pinchando con un palillo de dientes y, cuando veamos que el palillo entra y sale sin problemas, las escurrimos y las dejamos enfriar en un plato.

3 – Ya he hecho mayonesa en otras ocasiones, pero vamos a repetir el proceso: en un vaso de batidora, ponemos un huevo, el aceite de girasol, el de oliva, los tres dientes de ajo asados, unas gotas de zumo de limón y sal. Batimos, primero solo en el fondo y, a medida que la salsa va emulsionando, vamos subiendo muy poco a poco, hasta que se haya integrado todo el aceite. Probamos y, si es necesario, corregimos de sal.

4 – Una vez que se hayan enfriado, pelamos y cortamos por la mitad las patatas. Les echamos un chorrito de aceite de oliva y un poco de sal y las removemos. Añadimos 4 cucharadas soperas del ali oli y, de no ser suficiente, añadimos más. Listo.

Últimos comentarios

  • No hay tweets

Contactar

Top