Cooking D.I.Y.
15 de enero de 2014

Ingredientes

(Para 3):

— 350 g de restos de cochinillo

— 2 cucharadas grandes de ketchup

— 2 cucharadas grandes de jugo Maggi

— 1 cucharada grande de salsa de soja

— 2 cucharadas grandes de salsa Worcestershire

— 1 cucharada grande de vinagre de manzana

— 1 cucharada pequeña de pimentón picante

— Hojas verdes variadas

— Tapenade

— Aceite de oliva virgen extra

— Sal

 

Incluye

Carnes, Segundos,

Música

Movin' - Gregory Porter


Pancho (II)

Querido Pancho:

Te encontré y me atrapaste en tus redes desde el primer hola que intercambiamos. Por ti, he perseguido piratas junto a Norah Jones; he viajado a Carolina cargando contigo sobre mi hombro; he desarrollado un miedo ilógico por la luz —creo que por solidaridad con ese período de casi dos semanas que te pasaste en el congelador antes de meterte mano—; me he mudado al bosque, donde he comprobado que la vida es más pausada, más tranquila; he redirigido mis pasos hacia el sol poniente y he empezado a hacer cosas raras con la pasta de dientes. He aprendido de la manera más dura que las cosas, como dice Paolo Nutini, no pueden ser de otra manera. Hemos sido tremendamente felices juntos. Mi barriga, ni te cuento. Sin embargo, como suele ocurrir, ha llegado el momento de que nuestros caminos se separen. Tengo que dejar de aferrarme a esos restos tuyos que congelé después de hornearte y comérmelos de una vez. Solo así podré dejarte ir en paz. Espero que lo entiendas.

Tuyo siempre,

Carlos.

P. D. So long, Pancho.

1 – Separamos la carne del cochinillo del hueso y de la piel —que reservamos— y la deshebramos. La mezclamos con el jugo Maggi, la salsa Worcestershire, la de soja, el vinagre y el pimentón. Dejamos reposar esta mezcla en la nevera un mínimo de media hora.

2 – Sacamos el cerdo de la nevera y, mientras tanto, calentamos una sartén a fuego medio-alto, en la que haremos por ambas partes la piel reservada hasta que vuelva a estar crujiente. Entonces, la cortamos a cuchillo, disfrutamos del ruido que hace y la mezclamos con la carne.

3 – Untamos una de las rebanadas de pan con un poco de tapenade, añadimos unas hojas verdes, que aliñamos con aceite y sal, y disponemos el cerdo aliñado por encima.

Últimos comentarios

  • No hay tweets

Contactar

Top