Cooking D.I.Y.
25 de junio de 2014

Ingredientes

Incluye



Música


Ni aceite ni tostadas

No sabes qué es el hambre hasta que no pasas hambre.

Hay cosas que damos por supuestas, como el agua caliente que saldrá si giras el grifo a la izquierda o la luz que aparecerá en el salón con solo pulsar un interruptor. Si estás leyendo esto, muy posiblemente abrirás los armarios de tu cocina y encontrarás galletas, pan, pasta, latas de conservas, legumbres hervidas y un largo etcétera de productos e ingredientes para poder preparar todo tipo de comidas. Sin embargo, después de plantar una bandera en la Luna, inventar un sistema de comunicación impresionante que permite conectar a personas en puntos opuestos del planeta y nosecuántos años de evolución, somos incapaces de acabar con un problema tan serio como el hambre, pues mucha gente sigue viéndoselas muy putas para encontrar algo que llevarse a la boca en su día a día. Eso dice mucho de nosotros como raza —o muy poco, según se mire—. Sin embargo, siempre puedes echar un cable y comprar alguno de los ingredientes básicos (como legumbres, leche, aceite, conservas, pasta o arroz) o encargar uno de los carritos solidarios entrando aquí. También puedes enviar la palabra «HAMBRE» (sin las comillas) por SMS al 28029. Todo vale con tal de arrimar el hombro. 

1 – Abrimos el armario y lo volvemos a cerrar.

2 – Enchufamos la tostadora, ajustamos la temperatura y la encendemos. Esperamos a que salte el temporizador.

3 – Colocamos una servilleta en la mesa.

4 – Sacamos un plato y lo ponemos al lado de la servilleta.

5 – Nos sentamos a la mesa y pensamos, pensamos mucho y muy bien lo que vamos a hacer.

Últimos comentarios

  • No hay tweets

Contactar

Top