Cooking D.I.Y.
15 de junio de 2012

Ingredientes

(Para 2):
1 mozzarella di bufala campana
3 puñados de rúcula
1 puñado de germinados
4 lonchas de fiambre
Aceite de oliva
Sal

Mozzarella di bufala (campana)

Si veis un pequeño envoltorio de plástico con suero de leche y una bola de mozzarella por dentro y con el cartelito Mozzarella di bufala campana por fuera, no lo dudéis, compradla. ¿La razón? Ese es el nombre de la denominación de origen con protección europea. Dicho de otra manera: es una mozzarella de verdad, no una mera imitación blancuzca y chiclosa. Yo encontré el otro día en cierto club del gourmet de cierto supermercado esta maravilla, de la marca italiana ABC, por 3,70 €, un precio relativamente asequible. No es para comerse una a diario, pero sí vale la pena comprarla para un homenaje. Entre las miles de maneras que hay de prepararla, servirla y comerla, yo he elegido una muy sencilla que, según creo, es la mejor opción para captar todo su sabor.

1 – En una ensaladera, colocamos una cama de rúcula y añadimos los germinados. Aliñamos con un poco de sal y aceite de oliva.

2 – Abrimos el paquete de mozzarella y le escurrimos el suero. La colocamos sobre la cama de hojas y, por último, añadimos unas lonchas de prosciutto di Parma, de jamón serrano (si es decentito, mejor que mejor) o del embutido que más nos guste.

Últimos comentarios

  • No hay tweets

Contactar

Top