Cooking D.I.Y.
28 de marzo de 2013

Ingredientes

(Para 2):

 — 3 rebanadas de un pan negro tipo alemán

— 2 morcillicas

— 3 dientes de ajo

— Sriracha al gusto

— Aceite de oliva virgen extra

 

Incluye

Carnes, Prestamos culinarios, Prêt-à-porter, Segundos, Vídeo,

Música

Mariana - Fanfare Ciocarlia


Material cedido por Cooking TKC

Ibán llegó al portal, subió las escaleras con su bici a cuestas, la posó sobre la terraza, dijo «¿A que nunca había subido uno de Bilbao?», se puso a hablar sobre pan y se apoderó de la atención de toda la mesa, nos dio a probar dos hogazas que había traído, se metió en el estudio con nosotros, grabó ingredientes y pasos, se comió las migas, lamió el plato y se fue. Algo así como mezclar el veni, vidi, vici de Julio César con Juan Palomo. Hacer un Ibán Yarza, se llama.

P. D. Ibán puso los ingredientes, por cierto. ¿Qué clase de invitado es este? Ah, también me pidió que os dijera que «el pan negro alemán, cuanto más salvaje, mejor».

1 – Calentamos una sartén a fuego medio-fuerte y añadimos los ajos laminados. Cuando empiecen a tomar color, agregamos la morcilla, despedazada con las manos.

2 – Tras unos minutos Cuando se haya cocinado bien la morcilla, desmigamos el pan con las manos y lo dejamos hacerse un unos cinco minutos rato más, hasta que su color sea un negro más profundo.

3 – Servimos con unas gotas de Sriracha —o nuestra salsa picante favorita— y nos preparamos para afrontar el día como lo haría un minero centroeuropeo.

Últimos comentarios

  • No hay tweets

Contactar

Top