Cooking D.I.Y.
26 de diciembre de 2012

Ingredientes

(Para 2):
— 2 manitas de cerdo cortadas por la mitad
— 10 champiñones
— 1 pimiento verde
— 1 pimiento rojo
— 2 dientes de ajo
— 1 cebolla
— 1 pastilla de caldo
— 1/2 copa de vino blanco
— Agua
— 1 hoja de laurel
— Sal y pimienta
— Aceite de oliva virgen extra

 

Incluye

Carnes, Ocasiones especiales, Segundos, Verduras,

Música

Boogie Street - Leonard Cohen


Manitas de cerdo y mi versión de la versión d’en Rafael

Tras años sin probarlas, llega una mañana de resaca en la que se me cruzan los cables y las pedimos en La Bodega d’en Rafael, un bar barcelonés al que vamos con mucha frecuencia. ¿Qué nos gusta del lugar? En primer lugar, el ambiente. Nada pretencioso, muy sencillo y bastante animado. Aparte, los precios, ya que comes por dos duros. En tercer lugar, la comida, por supuesto, ya que tiene algunas tapas muy buenas. No esperen prodigios de la arquitectura ni texturas sorprendentes. Eso sí, las morcillas fritillas las bordan —si no me equivoco, son de Granada— y las manos de cerdo, unas parecidas a las que nos ocupan, ni les cuento. Sé que un texto como este debería ser carne de un Sal e idas y no de la presentación de una receta. Sin embargo, quería dejar constancia de mi momento de reconexión con este ingrediente tan singular y, además, contar que intenté emularlas en casa. El resultado difiere bastante de la versión original de los fogones de Rafa, pero doy fe de que estaban bien buenas.

1 – Calentamos un chorrito de aceite de oliva virgen extra en una olla amplia y doramos bien en él las manitas salpimentadas. Retiramos y reservamos.

2 – En caso de que la olla se haya quedado sin aceite, añadimos otro chorrito y sofreímos en él las verduras picadas finamente durante unos 20-30 minutos a fuego medio. Salpimentamos con moderación y añadimos la hoja de laurel.

3 – Agregamos la pastilla de caldo al sofrito y lo mojamos con el vino blanco. Una vez que el alcohol se haya evaporado, regresamos las manitas a la olla y las cubrimos con agua. Subimos el calor hasta que rompa a hervir, momento en el que lo bajamos a medio-bajo, y dejamos cocer.

4 – Pasadas dos horas y media, limpiamos bien los champiñones y los cortamos en cuartos. Los salteamos en una sartén a fuego medio-fuerte en la que habremos dorado un ajo laminado en unas gotas de aceite de oliva virgen extra, los añadimos al guiso y dejamos cocer otra media hora más.

5 – Si las manitas están ya hechas, las retiramos de la olla y les retiramos el hueso que sobresale junto con el cartílago. Las devolvemos a la olla y ya podemos servirlas. Atentos a la gelatina, engancha.

Últimos comentarios

  • No hay tweets

Contactar

Top