Cooking D.I.Y.
06 de noviembre de 2013

Ingredientes

(Para 4):

— 500 g de gnocchi (se llaman así por la forma)

— 170 g emmental

— 70 g de parmesano

— 40 g de pan rallado

— 1 1/2 taza de leche

— 25 g de harina de trigo

— 25 g de mantequilla con sal

— Sal y pimienta

 

Mac & cheese

Nunca me consideré un niño especial. Era más de Luke que de Han —aunque ahora sea al revés—, de Peter Gabriel que de Phil Collins, de Batman que de Superman, de hot cakes que de tortitas y de Papá Noel que de Reyes Magos. No le quité las ruedas traseras a la bicicleta hasta que tenía, si no recuerdo mal, 8 o 9 años, cuando le perdí el miedo. Después de un par de caídas especialmente dolorosas, se lo recuperé. De hecho, todavía se lo tengo. Este mismo año, allá por enero, pedaleaba tan tranquilo por las calles del Raval cuando las primeras gotas de lluvia de la tarde hicieron que la bicicleta patinara y yo acabara a la altura del betún. Por lo tanto, ese miedo no es malo. Volviendo a la infancia, había algo que me chiflaba por encima de todas las cosas: la pasta. Eso sí, en nada se parecía a la que preparo hoy en día. Eran, tal y como sucedía —y sigue sucediendo— en el 99.99 % de los hogares, espaguetis con carne y tomate que sabían a gloria bendita. De hecho, lo siguen sabiendo, aunque ahora no los como tan a menudo. Supongo que eso los hace aún más especiales.

P. D. ¡Viva Friends, joder!

P. D. 2 La receta está directamente inspirada por una de David Lebovitz

1 – Derretimos la mantequilla, añadimos la harina y removemos bien con unas varillas durante un minuto a fuego bajo para que se cocine ligeramente. Entonces, añadimos la leche caliente salpimentada en tres tandas y removemos constantemente hasta que deje de haber grumos. Cocemos suavemente 4 o 5 minutos y retiramos del calor.

2 – Encendemos el horno con el grill al máximo.

3 – Cocemos la pasta hasta que esté un punto más dura que al dente. La escurrimos y reservamos.

4 – Mezclamos el pan rallado con el parmesano.

5 – Incorporamos la bechamel y el emmental rallado a la pasta, todavía humeante, y  lo pasamos a una fuente apta para el horno. Repartimos la mezcla del pan rallado y el parmesano por encima y metemos en el horno hasta que el pan esté tostado.

Últimos comentarios

  • No hay tweets

Contactar

Top