Cooking D.I.Y.
12 de mayo de 2014

Ingredientes

(Para 3):

— 600 g de butifarra fresca de payés

— 600 g de tomate triturado

— 1 berenjena

— 5 dientes de ajo

— 200 g de espinacas frescas

— 100 g de aceitunas negras

— Orégano al gusto

— 7 u 8 cucharadas de pesto

— 100 g de queso de oveja curado rallado

— 50 g de pan rallado

— Sal y pimienta

— Aceite de oliva virgen extra

 

Incluye

Carnes, Prêt-à-porter, Segundos,

Música

The Magic Clap - The Coup


Lo que había por casa

 

La planificación está muy sobrevalorada.

¿Una prueba? Voy un sábado por la tarde a casa de Cosma para trabajar un rato y no regreso a la mía hasta las once de la mañana del lunes. Por el camino, dejamos unas cuantas cervezas, poco más del 30 % del GTA V —lo que nos faltaba para terminarlo, vaya— y cinco o seis horas de sueño como mucho. ¿Dos? Otro sábado, acabo una noche de fiesta en Lleida con Hèctor y sus amigos de la mejor manera posible: llevándome un bocadillo de chorizo a la brasa al buche. Media hora más tarde, desayunamos churros con chocolate como si no hubiera mañana. Quince minutos después, intentamos quitar de la esquina de una calle una placa del Ministerio de la Vivienda con un símbolo franquista. ¿Tres? Un viernes, también bastante reciente, estamos pensando qué podemos cocinar. La comida no promete gran cosa: poco más que butifarra y berenjenas a la plancha con espinacas salteadas. Sin embargo, hay algo que nos empuja a sacar cosas de la nevera sin parar. Hora y media más tarde nos puedes ver mojando pan en salsa de tomate y peleándonos por el último trozo de costra de queso gratinado. A lo loco.

 

1  - Cortamos la berenjena en tres partes y, a continuación, cada parte en láminas de, aproximadamente, medio centímetro. Sacamos tiras de otro medio centímetro y, por último, lo cortamos en cubos de la misma medida. Rehogamos suavemente la berenjena en una sartén precalentada con un chorrito de aceite de oliva hasta que su color haya cambiado a marrón y el sabor se haya suavizado. Por el camino, dejamos la sartén tapada la mayor parte del tiempo, salamos ligeramente y añadimos agua poco a poco para generar vapor.

2 – Cuando la berenjena esté lista, agregamos los ajos bien picados y los mareamos un par de minutos. Entonces, añadimos el tomate triturado, pimentamos y lo dejamos cocer suavemente y tapado unos 20 o 25 minutos. En ese momento, agregamos las aceitunas y el orégano, cocemos 5 minutos más, rectificamos la sazón y apagamos el fuego.

3 – En una sartén diferente, salteamos las espinacas con los otros dos ajos laminados y un chorrito de aceite de oliva virgen extra. Salpimentamos y reservamos.

4 – Precalentamos el horno a 250 ºC y encendemos el grill.

5 – Sacamos albóndigas de las butifarras y las doramos bien en una sartén con un chorrito de aceite de oliva virgen extra.

6 – En un recipiente apto para el horno, hacemos una cama con las espinacas salteadas, disponemos las albóndigas por encima y cubrimos todo con la salsa de tomate. Después, repartimos el pesto por encima, espolvoreamos el queso y el pan rallados y lo metemos en el horno hasta que se haya gratinado.

Últimos comentarios

  • No hay tweets

Contactar

Top