Cooking D.I.Y.
25 de mayo de 2012

Ingredientes

(Para 5):
450 g de judías blancas
2 tomates
1 lata de mejillones en escabeche
1 hoja de laurel
1 diente de ajo
2 patatas medianas

Aceite de oliva virgen extra

 

Judías blancas con mejillones en escabeche

El verano pasado, estuvimos una semana entera en Salamanca. Como fuimos en coche, pudimos desplazarnos a varios pueblecitos pequeños, entre ellos La Alberca, un pueblo precioso con unas casas de madera maravillosas. Os lo recomiendo. Por otro lado, el tema de la comida merece no una entrada, sino un blog entero, porque lo cierto es que comimos estupendamente. Entre los souvenirs que nos trajimos había (hablo en pasado porque con este guiso he usado las últimas) una bolsa de unas judías blancas pequeñitas. Dado que llevaba mucho tiempo sin preparar nada de legumbre, decidí meterle mano al tema y aquí os traigo un plato bastante peculiar. Los mejillones y, sobre todo, el escabeche le dan un toque ácido muy curioso al plato que consigue que los más escépticos de las judías blancas, como yo (ojo, no es que no me gusten, es más bien que a veces me cuesta un poco encontrarles la gracia a ellas solas), nos olvidemos de nuestras tonterías y las comamos con más gusto.

Por cierto, tened en cuenta que mis judías son pequeñitas, por lo que tardan menos tiempo en hacerse. Si usáis unas más grandes, seguramente os llevará alrededor de hora y media o dos horas, según he podido comprobar en El Comidista.

1 – Previamente, tenemos que haber dejado en remojo las judías durante un mínimo de 12 horas.

2 – Hacemos el recaudo: trituramos los dos tomates, con todo y piel, junto con un poco de agua y reservamos.

3 – Escurrimos las judías, las ponemos en una olla con agua fría hasta cubrirlas. Cuando levante el hervor, las escurrimos, las devolvemos a la olla y volvemos a cubrirlas con agua fría. Añadimos el laurel, esperamos a que empiecen a hervir y bajamos el fuego a medio para que la cocción no sea demasiado violenta.

4 – Sofreímos el ajo picado y, cuando empiece a dorarse, añadimos el recaudo. Lo dejamos hacerse unos 10 minutos y, a continuación, lo añadimos a las judías y lo dejamos cocer todo durante una hora a fuego medio-bajo. Si queremos, podemos agregar unas cucharadas del escabeche de los mejillones.

5 – Cuando se haya cumplido el tiempo, chascamos las patatas  (antes de completar el corte, levantamos el cuchillo para facilitar la liberación de almidón), las añadimos al guiso y lo dejamos cocer hasta que estén blandas. Para terminar, agregamos los mejillones y servimos.

Últimos comentarios

  • No hay tweets

Contactar

Top