Cooking D.I.Y.
07 de marzo de 2014

Ingredientes

(Para 4):

— 300 g de garbanzos cocidos

— 1 remolacha cocida

— 1 diente de ajo

— 1 cucharada grande de tahini

— 1 cucharada grande de pimentón

— 1 cucharada grande de comino molido

— Zumo de 1/2 limón

— Sal

— Aceite de oliva virgen extra

 

Incluye

Entrantes, Prêt-à-porter, Vegetariano,

Música

Good Old Bill - The Maccabees


Hummus de remolacha

Hay veces que estás tan encorsetado por culpa de clichés, prejuicios, experiencias y manías, que te es imposible ver esa vuelta de tuerca sencilla, limpia, genial e inmaculada que llevas tanto tiempo buscando. Por suerte, siempre hay alguna voz que se hace oír entre tanto ruido y consigue quitar todo el óxido de un plumazo. Tania, muchísimas gracias por la receta.

1 – Cortamos el ajo por la mitad y retiramos el germen.

2 – Cortamos la remolacha por la mitad y le retiramos el tallo. Después, la cortamos en trozos pequeños.

3 – Metemos en el vaso de la batidora todos los ingredientes, añadimos un poco de agua y un chorreón generoso de aceite de oliva virgen extra, salamos y trituramos. A partir de aquí, probamos y ajustamos los puntos que sean necesarios: espesor —más o menos agua—, textura —más aceite significa más cremoso—, salado y ácido.

4 – Servimos en un cuenco y adornamos con un chorrito de aceite de oliva virgen extra, un poco de pimentón espolvoreado y una hoja de menta —le da un verde estupendo, pero yo no tenía—. Lo acompañamos con pan de pita.

  • No hay tweets

Contactar

Top