Cooking D.I.Y.
18 de julio de 2014

Ingredientes

(Para 2):

— 250 g de espárragos trigueros

— 2 huevos

— 250 g de tofu fresco

 

Para la marinada:

— 5 cucharadas grandes de soja (3 de una dulzona y 2 de una salada, si es posible)

— 1/2 cucharada grande de aceite de sésamo (opcional)

— 10-15 g de jengibre fresco

— 1/2 cucharada grande de vinagre de arroz (el de manzana también sirve)

 

Incluye

Cooking abroad, Primeros, Vegetariano, Verduras,

Música

Ha, Ha, Ha - The Excitements


Huevo NO milenario

El día sin pantallas.

Sin miles de píxeles amontonados para conseguir la mejor definición. Sin notificaciones de Facebook, Twitter, Instagram, el calendario o el correo electrónico. Sin tres alarmas en el móvil, una a menos cuarto, otra a menos diez y otra a las siete de la mañana en punto. Sin los ojos rojos, llorosos e irritados después de pasar varias horas con la vista fija en un dispositivo al 100 % de iluminación. Sin contacto con otras personas a través de un teclado de ordenador y un trackpad que acepta todo tipo de pellizcos multitáctiles.

1 – Pelamos el jengibre y lo cortamos en láminas finas que ponemos en un cuenco amplio junto con todos los ingredientes de la marinada. Cortamos el tofu como queramos (lingotes, ladrillos o cubos) y lo metemos en el cuenco para que vaya cogiendo sabor. Filmamos y lo dejamos en la nevera un mínimo de media hora.

2 – Ponemos un cazo con agua al fuego. Cuando rompa el hervor, salamos y echamos un chorro generoso de vinagre. Metemos los huevos con una cuchara y con cuidado de que no se rompan y los cocemos exactamente 10 minutos. En ese momento, los refrescamos con agua fría antes de pelarlos.

3 – Lavamos los espárragos y doblamos su tallo hasta encontrar el punto en el que se rompan. Los metemos en un plato hondo junto con un poco de agua, le damos un par de vueltas con film transparente y los metemos en el microondas a 600 W durante 3-4 minutos. Después, los dejamos reposar otro par de minutos y los pasamos por agua fría. Reservamos.

4 – Cortamos los espárragos en trozos comestibles y los huevos por la mitad. Sacamos el tofu de la marinada y montamos el plato: base de espárragos, los dos huevos encima y un trozo de tofu al lado. Echamos un par de cucharadas de la marinada por encima, rematamos con un toque de sésamo (negro, marrón o del color que os venga en gana) y servimos inmediatamente.

P. D. El resto del tofu os lo podéis comer cuando os acabéis el pedacito que os hayáis puesto en el plato.

Últimos comentarios

Contactar

Top