Cooking D.I.Y.
29 de agosto de 2013

Ingredientes

(Para 2):

— 2 huevos

— 4 morcillas

— 2 rebanadas de pan

— Sal

— 160 ml de aceite de oliva virgen extra

 

Huevo frito, morcilla y pan de centeno

Llevaba algo así como un año sin marcarme una rutina de trabajo y tomármela en serio. El caos que ha sido mi vida desde septiembre de 2012 hasta ahora me lo ha impedido. Poco a poco, se han ido acumulando varias cosas que no puedo —ni quiero— seguir retrasando. Pero —todavía, aunque ya por poco tiempo— es agosto. Agosto. Agosto. AGOSTO. El mes en el que unos disfrutan del mar o la montaña y otros pringan en la oficina. El mes en el que la ciudad se vacía, los locales cierran y te las ves muy putas para ir a comer a un sitio decente. El mes en el que la vida se paraliza de 4 a 8 de la tarde para cumplir con el ritual español más sagrado: la siesta. A todo esto, yo no la practico, que luego no duermo. Agosto, el mes del descanso. Agosto, el mes en el que vuelvo a ponerme las pilas. Y las botas. Ayer salí a correr —nada nuevo hasta aquí— y, al regresar a casa, pasé por la sartén cuatro morcillas que María me trajo de Ciudad Real, freí un par de huevos y me senté a desayunar el conjunto con Alberto. Después, retomé el máster —tras un montón de meses sin tocarlo— mientras escuchaba Gonna Fly Now, de la banda sonora de Rocky. Hoy he hecho lo mismo, salvo que me he saltado la parte de los huevos y las morcillas porque ya no me quedaban. No todo iba a ser bueno, ¿no?

1 – Calentamos dos sartenes. En una, echamos los 160 ml y un diente de ajo.

2 – Cascamos un huevo en una taza, lo salamos ligeramente y lo volcamos en la sartén con los 160 ml de aceite cuando haya tomado una temperatura considerable. Lo freímos durante unos 3 minutos y lo retiramos. Repetimos la operación con el otro huevo.

3 – Mientras hacemos los huevos, retiramos el interior de las morcillas y lo sofreímos en la otra sartén con un chorrito de aceite de oliva virgen extra durante 3-4 minutos y lo retiramos del calor.

4 – Cortamos el pan por la mitad, disponemos la morcilla en una, colocamos el huevo encima, y tapamos con la otra mitad. 

Últimos comentarios

  • No hay tweets

Contactar

Top