Cooking D.I.Y.
04 de febrero de 2012

Ingredientes

(Para 1):
2 cucharadas soperas de masa madre
3 cucharadas soperas de harina de repostería
1 huevo
2 medidas pequeñas de esencia de vainilla
1 cucharada pequeña de levadura
1/2 cucharada pequeña de bicarbonato de sodio
3/4 de vaso de leche
2 cucharadas soperas y media de azúcar moreno
Ralladura de limón

1 cucharada pequeña colmada de mermelada de moras
1 cucharada pequeña colmada de cacao en polvo

Hot Cakes de masa madre

Llevaba tiempo queriendo hacer unos buenos hot cakes con masa madre. ¿Qué es la masa madre? Es un fermento natural cuya versión más básica se hace a partir de harina integral y agua, y que sirve tanto para levar el pan, como para darle sabor, textura, miga, etc. Si queréis una explicación mejor de cómo hacer una masa madre, os dejo un link aquí. Como veréis en el proceso, cada día hay que desechar una parte de la masa madre, así que yo quería aprovechar ese resto que se va quitando. He de deciros que yo he hecho los hot cakes con “resto” de masa madre del quinto día, pero no me ha avanzado tan rápido como avanza en ese vídeo. Supongo que será por el frío. El caso es que aquí estamos, hot cakes, masa madre, un sabor bastante bueno y una textura ligeramente diferente a la de unos hot cakes de toda la vida. Os recomiendo hacer tanto los hot cakes como la masa madre, ya que os servirá para cualquier pan que queráis hacer y os dará grandes satisfacciones.

1 – La noche antes de hacer los hot cakes, mezclamos la masa madre junto con la harina y un poco de leche en un bote cerrado. Tiene que tener una consistencia de papilla poco húmeda. Dejamos dicho bote en un lugar seco pero que no sea excesivamente frío, sino que esté aproximadamente a 20 ºC.

2 – A la mañana siguiente, veremos que hay bastantes burbujas. Aligeramos la masa con un poco más de leche hasta conseguir una textura más ligera. Además, incorporamos el huevo batido, el aceite de girasol, la vainilla, el resto de la harina, el azúcar, la sal, la levadura, el bicarbonato y la ralladura de limón. Dejamos reposar 15 minutos.

3 – Separamos un tercio de la masa y la mezclamos con la mermelada. Hacemos un hot cake de la masa “normal” y, al resto, le añadimos el cacao en polvo. Hacemos el resto de hot cakes como siempre, es decir, gotita de aceite de girasol en la sartén antiadherente a fuego medio, extendemos con una servilleta, echamos un poco de masa y, cuando veamos burbujas grandes que empiezan a reventar, le damos la vuelta.

Últimos comentarios

  • No hay tweets

Contactar

Top