Cooking D.I.Y.
04 de junio de 2012

Ingredientes

(Para aproximadamente 1 litro):
250 g de chufas
1 litro de agua fría
6 cucharadas grandes de azúcar moreno
2 o 3 trozos de piel de limón
1 trozo de canela en rama

Incluye

Desayunos y meriendas, Dulces, Postres, Vegetariano,

Música

The Dreamer - The Tallest Man on Earth


Horchata casera

Nunca he sido muy de horchata. Supongo que la comparación con la horchata mexicana hacía que la española me resultara menos agradable. Sin embargo, desde hace tiempo me he propuesto desterrar viejos mitos y creencias (propios todos, por supuesto), así que he ido probando poco a poco la horchata y he de decir que no me desagrada, todo lo contrario. Como Javi me pasó un link en el que se explicaba cómo hacer esta bebida en casa, me animé a prepararla cuando el otro día vi que vendían chufas en el supermercado. Realmente, no es, para nada, difícil. Eso sí, requiere un poco de tiempo y tiene su dosis justa de trabajo, pero nada más.

ACTUALIZACIÓN: Después de un tiempo, he vuelto a hacer horchata en casa y he cambiado la receta tras ver la versión de Robin Food, que me parece mucho mejor que la que tenía antes aquí porque es menos trabajosa y, en mi opinión, el resultado es bastante superior a la que hice anteriormente. Espero que os guste

1 – Ponemos las chufas en remojo y las dejamos en la nevera entre 24 y 48 horas. En ese tiempo, cambiaremos el agua un par de veces.

2 – Las escurrimos bien, las enjuagamos y las trituramos en una batidora de vaso junto con 250 ml de agua muy fría. A medida que las chufas se vayan triturando, irán pidiendo más agua, así que la añadimos hasta completar el litro. También agregamos el azúcar.

3 – Pasamos esta mezcla a un tupper (¡ELE! :D) o a un recipiente amplio en el que quepa sin problemas. Añadimos la piel de limón y la canela, y removemos bien. Lo metemos a la nevera tapado y lo dejamos reposar una noche entera.

4 – Colamos con ayuda de una gasa puesta encima de un colador. Cuando haya pasado todo el líquido y solo quede la pulpa triturada de las chufas, cerramos la gasa y apretamos bien con las manos para sacar todo el jugo posible. A continuación, metemos de nuevo la horchata en la nevera y la dejamos enfriarse.

Últimos comentarios

  • No hay tweets

Contactar

Top