Cooking D.I.Y.
30 de mayo de 2013

Ingredientes

(Para 2):

— 350 g de salmón sin piel ni espinas

— 1/2 cucharadita de jengibre fresco rallado

— 1 cucharada grande de piel de limón rallado

— 2 cucharadas grandes de salsa de soja

— Una punta de cuchillo de wasabi

— 1 bulbo de hinojo

— Aceite de oliva virgen extra

 

Incluye

Cooking abroad, Pescados y Mariscos, Segundos, Verduras, Vídeo,

Música

Baby - Devendra Banhart


Material cedido por Cooking TKC

«Vete a la sección de congelados y coge cualquier precocinado», dijeron, y empezó el declive en los fogones. «Sabe a casero», prometieron, y perdimos el sentido del gusto y cualquier rastro de criterio que nos permitiera diferenciar lo verdaderamente bueno del corcho. «Compra las hamburguesas ya hechas en el súper, te ahorrarás tiempo», ordenaron, y les metieron carne de caballo. «A la mierda», replicaron unos cuantos románticos e inconformistas, «picaremos nuestra propia carne». O nuestro salmón, añado yo. Hemos pasado de cocinarlo todo a no saber preparar un simple huevo revuelto. Ahora, parece ser que estamos volviendo a un estado de no-estupidez en la cocina. Poco a poco, paso a paso y gotita a gotita de sudor. Sí, esto es un escándalo de sabor, de satisfacción y de buenos momentos. Hasta los cortes en los dedos y las quemaduras en la lengua valen la pena.

Por cierto, se me pasó completamente enlazar esta estupenda hamburguesa de atún que publicó Mònica hace unas cuantas semanas. Error subsanado.

P. D. Hemos actualizado la entrada con un vídeo. Lo digo por si no quedaba lo suficientemente claro.

1 – Retiramos las espinas del salmón y le quitamos la piel con el cuchillo. Es muy posible que el pescadero se encargue de esta parte si se lo pedís con amabilidad, pero yo no lo he hecho. A continuación, lo cortamos en cubos muy pequeños y lo pasamos a un bol.

2 – Pelamos el jengibre y lo rallamos con un tenedor, apoyando las púas en una superficie lisa. Recuperamos la pulpa rallada y la añadimos al salmón junto con la soja, la piel de limón también rallada y el wasabi. Removemos bien, ponemos un poco de film transparente y dejamos reposar en la nevera durante una hora.

3 – Cortamos el hinojo en tiras y lo salteamos durante un par de minutos en una sartén a fuego medio-fuerte con un chorrito de aceite de oliva. Salpimentamos y retiramos.

4 – Sacamos el salmón de la nevera y le damos forma con las manos. En una sartén o una plancha a fuego medio-fuerte, añadimos unas gotas de aceite de oliva virgen extra y hacemos ambas hamburguesas durante 2-3 minutos por cada lado. Servimos junto con el hinojo y un poco de puré de coliflores. Próximamente, en los mejores cines.

Últimos comentarios

  • No hay tweets

Contactar

Top