Cooking D.I.Y.
08 de marzo de 2013

Ingredientes

Para 15 galletas:

— 250 g de harina de trigo

— 125 g de mantequilla

— 75 g de azúcar moreno

— 1 cucharada grande de piel de naranja picada y su zumo

— 1 huevo

— 4 g de impulsor (o levadura) químico

— 2 vainas de cardamomo

— 3 o 4 pepitas de una guindilla cayena

Para el baño de chocolate:

— 250 g de cobertura de chocolate

— 250 g de avellanas tostadas sin sal

 

Galletas de cardamomo, cayena y naranja

Primer punto del día: un café y a la calle. Así empieza la mayoría de la gente su día. Una pena, sin duda. Deberíamos poder tener el tiempo necesario para mimarnos un poco y reponer fuerzas después de ocho horas durmiendo, porque es una actividad que, aunque no lo parezca, da un hambre atroz. Por lo menos, yo lo siento así. A lo mejor tengo un troll en el estómago que me reclama empezar el día con un desayuno de vikingo. Sea como sea, esta es una gran opción. A pesar de que me gustan algunas galletas que venden en tiendas y supermercados, la satisfacción por comerme las mías propias es infinitamente mayor. Eso sí, hay que ir con cuidado con la guindilla, que la carga el diablo. En mi caso, le dio un toque mínimo a las galletas, apenas perceptible. Lo que recomiendo es ir aumentando la dosis poco a poco hasta que el picor esté a gusto del consumidor. Segundo punto del día: feliz día de la mujer trabajadora a todas, sobre todo a mi madre, que es una persona excepcional. Tercer y último punto: tenemos entre manos un nuevo proyecto, La santa (voluntad), cuyos detalles iremos desgranando poco a poco. Stay tuned!

1 – Precalentamos el horno a 160 ºC.

2 – En un cazo, calentamos ligeramente el zumo de naranja. Machacamos las semillas de cardamomo y las infusionamos en él junto con las pepitas de la cayena partidas por la mitad. Por último, disolvemos el azúcar, lo retiramos del calor y lo dejamos macerar alrededor de 10 minutos. Pasado ese tiempo, retiramos la cayena.

3 – Pasamos esta mezcla a un bol y la integramos con la mantequilla y el huevo. Incorporamos una pizca de sal, la harina, la piel de naranja picada y la levadura, y trabajamos hasta obtener una masa homogénea.

4 – Colocamos una lámina de papel vegetal encima de la bandeja del horno y sobre ella colocamos las galletas del diámetro y grosor deseados. En mi caso, de unos 7 cm y bastante finas, alrededor de 4 mm.

5 – Horneamos durante 15 minutos o hasta que empiecen a dorarse. Después, las pasamos a una rejilla y hacemos otra tanda. Por último, esperamos a que enfríen.

6 – Derretimos el chocolate en el microondas en intervalos de 15-30 segundos con cuidado de que no se queme. Aparte, machacamos las avellanas hasta obtener un polvo, pero nos aseguramos de que quedan algunos trozos un poco más grandes. Mezclamos ambas cosas.

7 – Con una cuchara, esparcimos la mezcla de chocolate y avellanas por la parte plana de las galletas, que colocamos mirando hacia arriba hasta que enfríe y solidifique.

  • No hay tweets

Contactar

Top