Cooking D.I.Y.
13 de noviembre de 2013

Ingredientes

(Para 2):

— 200 g de fusilloni

— 200 g de rovellones

— 150 g de portobelo

— 2 dientes de ajo

— 1 cayena

— 30 g de parmesano

— 10 g de pan rallado

 

Fusilloni con rovellones y portobelo

«¿Qué comemos hoy?», me pregunta María. «Pasta», le respondo. «Podrías preparar la que te traje de Italia», dice. «No, esa es para una ocasión especial», concluyo. Es siempre la misma historia. Al menos, hasta el sábado, cuando me animé a probar los fusilloni que compró en Campo de’ Fiori —Roma— cuando estuvo en septiembre. Celebrábamos que me dio tres recetas para el blog de las dos que yo le propuse para la comida. Chica lista.

P. D. Mamá, ayer salimos en Generació digital, un programa de Canal 33 sobre tecnología.

P. D. 2 Esta entrada es corta como un «no». 

1 – Calentamos una olla con agua y, cuando rompa a hervir, la salamos y añadimos la pasta. 

2 – Mientras tanto, picamos los ajos y lo sofreímos junto con la cayena en una sartén con un chorro generoso de aceite de oliva virgen extra a fuego medio-alto. Retiramos la cayena tras un par de minutos si no queremos que pique demasiado.

3 – Cuando falten 3-4 minutos para que la pasta esté al dente, incorporamos los rovellones —lavados y cortados en láminas de algo menos de un dedo de grosor— y los portobelo —lavados y a cuartos— a la sartén, los salamos ligeramente y los salteamos.

4 – Colamos la pasta y reservamos un vaso del agua de cocción. Incorporamos los fusilloni a la sartén, los salteamos y, de ser necesario, agregamos un poco del agua para aligerar la salsa. Por último, espolvoreamos por encima la mezcla de pan rallado con parmesano, pimentamos y servimos inmediatamente

Últimos comentarios

  • No hay tweets

Contactar

Top