Cooking D.I.Y.
17 de octubre de 2013

Ingredientes

(Para 3):

— 2 plátanos

— 4 caquis

— 3 cubitos de hielo

— 400 ml de agua

— 1 cucharada pequeña de canela

 

Hay movida en el estudio. A Adrià, el maestro de los smoothies, el gallo-machoalfa de los batidos, le ha salido una durísima competencia dentro de su propia casa: Marc. He aquí un poco de información al respecto: Adrià flipó cuando le descubrí los smoothies. Le encantaban la rapidez y la sencillez de la preparación. Tanto, que empezó a hacerlos de forma compulsiva hasta que alguien le gritó «¡BASTA!» y se calmó. Eso sí, consiguió plantar su semillita en el contenido del libro con su receta de ídem de plátano y canela —¡SPOILER ALERT!—. El caso es que Marc,  que estuvo este verano en Tailandia, volvió de vacaciones con tres palabras nuevas en su vocabulario: “fruitshake” y “pad thai” —ya llegaremos a esto último—. Ahí es, precisamente, donde entra a escena todo el marrón. La tensión es tan evidente que apenas se hablan entre ellos. Eso sí, se tiran el día haciendo fruitshakes y smoothies. Como dicen aquí, per molts anys més —esto último, el més, es una aportación mía. Sí, sé que significa “feliz cumpleaños”, pero la traducción literal se parece más a lo que quiero decir— y yo que lo disfrute.

P. D. Aplausos para Tabula Rasa, tres de las personas con las que más nos hemos reído últimamente. La recomendación musical, por cierto, fue suya.

P. D. 2 Mamá, esta noche, a las 21, haremos una aparición estelar en Dos a la cuina, de Onda Cero Cataluña. ¿Cómo te quedas?

1 – Extraemos la pulpa de los caquis y la metemos en el vaso de la batidora junto con los 2 plátanos picados, los hielos, la canela y el agua. Trituramos bien hasta que todos los ingredientes se hayan mezclado y servimos inmediatamente. Muy difícil, ¿verdad?

Contactar

Top