Cooking D.I.Y.
25 de febrero de 2013

Ingredientes

(Para 2):

— 2 ramas grandes de apio sin las hojas, que guardaremos para otras preparaciones.

— 1/2 manzana granny smith

— 70 g de queso azul

— 12 nueces

— Pimienta

— 1 cucharada pequeña de azúcar moreno

— 6 cucharadas grandes de vinagre de vino

— 6 cucharadas grandes de aceite de oliva virgen extra

 

Ensalada Marcelo

¿Se llama así a causa de Marcello Mastroianni o, sencillamente, es por alguien más modesto? Supongo que nunca sabré la respuesta. Las dos veces que he googleado las palabras «Ensalada» y «Marcelo» juntas, los resultados han sido altamente insatisfactorios. Por ello, tuve que encomendarme a la sabiduría infinita de mi hermano, que hace ya bastante tiempo que tiene en la palma de su mano todos los secretos para hacer de esta preparación argentina —al menos, nos la servían en un restaurante argentino— un bocado digno de los mejores paladares del Olimpo. Es cierto que mucha gente aborrece el apio en crudo o, por lo menos, se extraña al verlo. No obstante, su sabor se suaviza bastante con el vinagre y casa a la perfección con el queso. Hoy tenemos, sí, una receta redonda. Vayan sacando el vino.

1 – Lavamos bien las ramas de apio, las cortamos en 3 partes y retiramos las hebras exteriores con ayuda de un cuchillo. Después, las cortamos a lo largo en cuatro o cinco bastones y cada uno de ellos en trozos de unos dos centímetros. Reservamos.

2 – Pelamos las nueces y las partimos con las manos.

3 – Mezclamos el vinagre con el azúcar hasta que se disuelva por completo. Añadimos el aceite y removemos enérgicamente hasta que ligue por completo.

4 – Mezclamos las nueces con el apio, el queso azul y el aderezo. Pelamos la manzana, la cortamos en cuartos y, a continuación, en trozos pequeños, que agregamos al resto de ingredientes. Pimentamos, removemos bien y servimos. 

Últimos comentarios

  • No hay tweets

Contactar

Top