Cooking D.I.Y.
10 de agosto de 2012

Ingredientes

(Para 2):
— 1/2 pechuga de pollo del día anterior
— 50 g de rúcula
— 1/2 manzana
— 3 pepinillos en vinagre
— 2 cucharadas pequeñas de mostaza de Dijon
— Sal y pimienta
— Zumo de limón

— Aceite de oliva virgen extra

 

Ensalada de pollo del día anterior

Me encanta tener restos de pollo, ya que se pueden aprovechar de diversas maneras. Hoy, os traigo una ensalada muy curiosa y resultona. Hay un placer casi orgásmico en separar la carne del pollo de los huesos, como bien le gusta a monsieur Bretodeau. Además, el saborcillo tostado que le queda a la carne casa perfectamente con la ensalada, sin olvidar que el comerla en frío no altera en absoluto, al menos en mi opinión, su calidad. Hay algunas buenas pollerías donde encontraréis un producto excelente, así que ya sabéis, ni lo dudéis si tenéis un poco de pollo asado en la nevera. Aunque yo he hecho una vinagreta, también podéis optar por algo más clásico y, ya que la ensalada lleva manzanas, unas nueces y un poco de salsa rosa le irán fenomenal. Sea como sea, haced lo que más os guste, que para eso estamos aquí.

1 – Usando las manos, separamos el pollo del hueso y lo desmenuzamos en trozos del tamaño deseado. Reservamos en el bol en el que vayamos a montar la ensalada.

2 – Lavamos y picamos la manzana. Si queréis, podéis pelarla, pero a mí no me molesta la piel. La reservamos en un bol junto con un chorrito de zumo de limón para evitar que se oxide.

3 – Picamos los pepinillos y los incorporamos al pollo. Añadimos también la manzana.

4 – En un bote, añadimos un poco de zumo de limón y 3 veces esa cantidad de aceite de oliva. Aparte, agregamos la mostaza. Cerramos el bote y lo agitamos enérgicamente. ¡Enhorabuena, ya tenéis una vinagreta!

5 – Añadimos la rúcula al resto de ingredientes. Salpimentamos, aliñamos con la vinagreta y removemos. Listo.

Últimos comentarios

  • No hay tweets

Contactar

Top