Cooking D.I.Y.
23 de abril de 2012

Ingredientes

(Para 3):
3 pimientos asados y su jugo
3 huevos
1 cebolleta
2 latas de melva en aceite de oliva
1 lata pequeña de aceitunas rellenas de anchoas
1 puñado de perejil fresco picado
1 cucharada grande de vinagre balsámico
1 cucharada grande de azúcar moreno
Aceite de oliva
Sal

Ensalada de pimientos asados

Mezclar pimientos asados, huevo duro, algún pescado azul (atún, caballa o melva, me es igual), aceitunas y cebolla es una de las cosas que más satisfacción me producen. Hubo una época de mi vida en la que comía esta mezcla de manera casi compulsiva. Por suerte, fui a una clínica de desintoxicación y consiguieron desengancharme, aunque no del todo. Hoy traigo una versión un tanto peculiar de esta ensalada. No es que sea un punto de inflexión dentro del mundo de la cocina, pero sí es cierto que tiene un par de vueltas de tuerca. Para empezar, os recomiendo haceros con un par de ajos asados, aparte de los pimientos (que podéis encontrar aquí).

1 – Ponemos a cocer un huevo. Ya sabéis, cacerola con agua hirviendo pero no a borbotones, el huevo dentro, un poco de vinagre para evitar que salga la clara y sal. 10 minutos y a correr. Además, cortamos los pimientos en tiras, las aceitunas por la mitad y picamos la cebolleta. Lo juntamos todo en el recipiente en el que lo vayamos a servir. Ya debería estar listo el huevo, por lo que lo enfriamos bajo el agua fría y lo dejamos reposar para que termine de templarse.

2 – Por otro lado, ponemos a reducir el jugo que sueltan los pimientos junto con el vinagre balsámico y los ajos asados a fuego medio en otra cacerola. Vigilad esto muy de cerca porque es muy fácil que se os pase y empiece a quemarse. Cuando haya reducido 1/3 y se haya espesado, lo retiramos del fuego, añadimos el azúcar, lo removemos y trituramos los ajos con una cuchara. Cuando se haya enfriado, aliñamos los pimientos con este jugo y con un poco de aceite de oliva y sal.

3 – Para servirlo, yo he colocado una base de pimientos, aceitunas y cebolleta. Sobre ella, he puesto el huevo duro partido por la mitad, un trozo de melva y, para terminar, un poco de perejil fresco picado. Nada del otro mundo, pero los toques de ajo asado y de dulzor de los pimientos potenciado por el azúcar se notan y le dan un carácter diferente a esta ensalada. Bon profit!

Deja un comentario sin Facebook (Todavía no hay ninguno)

Comentar

What is 11 + 12 ?
Please leave these two fields as-is:

Últimos comentarios

  • No hay tweets

Contactar

Top