Cooking D.I.Y.
12 de febrero de 2014

Ingredientes

(Para 2):

— 110 g de bacalao desalado

— 130 g de escarola

— 5 cucharadas grandes de salsa romesco

— 1 puñado de uvas pasas sin pepitas

— 1 aguacate pequeño-mediano

— 60 g de queso de cabra

— 1 puñado de aceitunas del tipo negra Aragón

— 1 kumato (que no tomaco)

— Sal y pimienta

— Vinagre de manzana

— Aceite de oliva virgen extra

 

Incluye

Entrantes, Pescados y Mariscos, Primeros,

Música

Ur Soul and Mine - Gil Scott-Heron & Jamie xx


Ensalada de escarola, bacalao y romesco

ZZZZZWAP!, CRASH!, KAPOW!, PAM!, FLRBBBBB!THUNK!, UGGH!, THWACK!, SWA-A-P!, ZAMMM!, AWKKKKKK!, BANG!KRONK!ZOWIE! , CLASH!, EEE-YOW! , AAIIEEE!, GLIPP!, VRONK!, ZGRUPPP!, RAKKK!, PLOP!, URKKK!, CLUNK!, OUCH!, KAYO!, WHACK!, AAARGH!, BOFF!, THWAPP!, SWOOSH!, URKK!, KER-PLOP!, CRRAAACK!, BAP!, CRUNCH-ETH!, SPLA-A-T! y RIP!, todas ellas maravillosas, absurdas, inverosímiles, divertidas, y, a veces, muy estúpidas. Todas ellas sacadas de Batman, esa joya de los años sesenta en la que música surfera, vocabulario políticamente correcto y más de un señor fondoncete embutido en un traje hoy impensable se juntaban para proporcionar a niños como yo horas de diversión sin igual. Todas ellas —además de las que me he dejado en el tintero porque no encontré más o se empezaban a repetir— incapaces de expresar el puñetazo en el paladar que supone esta ensalada.

P. D. Esta ensalada, dicho sea de paso, se parece bastante a una que aparece en el libro de MònA vueltas con la tartera. Recetas sencillas, económicas y sabrosas para llevar. Todo aquel que no lo tenga en su estantería, se está perdiendo una auténtica JOYA.

 

1 – Lavamos la escarola en agua con un chorrito de vinagre y la escurrimos bien para eliminar todas las gotas.

2 – Probamos el punto de sal del bacalao. En caso de que sea alto, tendremos que ir con moderación a la hora de aliñar. Después, lo desgarramos con las manos en trozos irregulares, pequeños, imperfectos y, precisamente por esto último, fantásticos.

3 – Diluimos el romesco (próximamente, en sus pantallas, a todo esto) en 4 cucharadas grandes de aceite de oliva virgen extra y 2 de vinagre de manzana.

4 – Cortamos el aguacate por la mitad, incrustamos el cuchillo en el hueso, lo giramos 90º y lo extraemos. Sacamos la pulpa de ambas mitades pasando una cuchara por el borde y, por último, lo cortamos en trozos decentes, es decir, que quepan en la boca sin dificultad.

5 – Mezclamos todos los ingredientes, aliñamos, salpimentamos (de nuevo, ojo con la sal) y servimos.

  • No hay tweets

Contactar

Top