Cooking D.I.Y.
24 de octubre de 2012

Ingredientes

(Para 1):
— Lechuga de hoja roble
— 3 champiñones de Portobello
— 1 cucharada grande de crème fraîche
— 1 cucharada pequeña de mostaza de Dijon
— Salsa Worcestershire
— Sal y pimienta
— Aceite de oliva virgen extra

 

Incluye

Prêt-à-porter, Primeros, Vegetariano, Verduras,

Música

Magic Arrow - Timber Timbre


Ensalada de diario

Durante mi primera semana en Castellón, tuve por ahí un bote de crème fraîche que iba dando tumbos por la vida como un rebelde sin causa. He de admitirlo, mi papel era el de sociedad y el suyo, el de adolescente con las hormonas revolucionadas, cual James Dean. Así pues, como ya comenté en alguna que otra entrada, me tiré varios días dándole vueltas a la cabeza para poder encajar la crème fraîche en mi dieta habitual. La probé de todas las maneras: con el té, con un poco de fruta picada, con huevos revueltos, etc. Sin embargo, una de los usos que más me gustó fue aliñar una ensalada con ella, tal y como he visto hacer a Jamie Oliver o a David de Jorge. Lo mejor de todo es que se consigue un aderezo diferente, más cremoso, muy al estilo británico y bastante rico. Esta preparación, por ejemplo, sería un acompañamiento excelente para cualquiera de las quiches que tenéis en el blog. O no, también podéis tomarla así, a pelo. Up to you, lads.

1 – Lavamos la lechuga con abundante agua y un chorrito de vinagre. La escurrimos y nos aseguramos de que eliminamos con un paño limpio el máximo de agua que podamos. Reservamos.

2 – En un bol profundo, añadimos la mostaza, un chorro de aceite de oliva virgen extra, la crème fraîche, la pimienta y unas gotas de salsa Worcestershire. Removemos bien y reservamos.

3 – Lavamos y laminamos los champiñones. Además, cortamos la lechuga y lo añadimos todo al bol donde esté el aderezo. Salamos ligeramente y mezclamos hasta que toda la ensalada se haya aliñado uniformemente.

Últimos comentarios

Contactar

Top