Cooking D.I.Y.
20 de diciembre de 2011

Ingredientes

(Para 2):
1 pomelo
1 naranja
1 kiwi
1/4 de rulo de queso de cabra
1 puñado de nueces
70 g de brotes y hojas verdes
1 cucharada sopera de vinagre balsámico
3 cucharadas soperas de aceite de oliva
Sal al gusto

Ensalada de cítricos

¡Buenos días! Hoy me he levantado con mucho ánimo. Creo que va a ser un buen día. El caso es que aquí os traigo un plato que tenía pensado meter en un primer momento en el menú de Fin de Año, pero que al final no hice. Sin embargo, si queréis incluirlo como entrante o algo, la verdad es que vale la pena. Es una ensalada diferente y, como diría Lana Del Rey, so fresh to death and sick as ca-cancer. Además, juega con los contrastes y, en mi humilde opinión, queda muy elegante. Por si fuera poco, admite otras frutas, como kiwi (que yo le he puesto), piña, mango, lima, etc. La cuestión es usar los ingredientes que más os gusten.

1 – Pelamos la naranja, el pomelo y el kiwi. El kiwi lo podemos cortar por la mitad y, después, en trozos más pequeños. En cambio, la naranja y el pomelo prefiero dejarlos sin cortar. Si acaso, podéis pelarlos de forma que retiréis el pellejo que cubre los gajos y, después, ya los tenéis más limpios. Lo disponéis todo en un recipiente amplio, en el que también ponéis los brotes y hojas verdes y las nueces.

2 – Pelamos también el queso de cabra, ya que la piel exterior no nos sirve. Después, colocamos el resto en un cuenco y empezamos a machacarlo con una cuchara. La idea es que coja un poco de calor para que luego sea más fácil que salga un aderezo cremoso. Para facilitar la tarea, añadimos el aceite de oliva y el vinagre balsámico y movemos sin parar hasta tener eso, una salsa líquida. Lo añadimos a la ensalada, mezclamos bien y corregimos de sal si es necesario. Hala, a comer.

Últimos comentarios

  • No hay tweets

Contactar

Top