Cooking D.I.Y.
13 de febrero de 2013

Ingredientes

(Para 2):

— 2 berenjenas grandes

— 20-25 hojas de hierbabuena

— 8 filetes de anchoa

— 1/2 cucharada pequeña de comino entero

— 1 cebolleta pequeña

— Sal y pimienta

— Vinagre de vino

— Aceite de oliva virgen extra

 

Incluye

Cooking abroad, Entrantes, Primeros, Verduras,

Música

A Firm Kick - John Frusciante


Ensalada de berenjenas y anchoas

Berenjenas, qué cosas. Hace un par de semanas, me dio por ahí y compré cuatro o cinco. A pesar de no estar en temporada, tienen un sabor delicioso. A lo mejor se debe a la breve racha de calor que sufrió Castellón recientemente, ya que llegamos hasta los 24 grados en pleno mes de enero. Cágate, lorito. O no, a lo mejor hemos avanzado hasta el punto de dotar a los alimentos de un sabor que no obtendrían por sí mismos en esta época del año. O no, a lo mejor tengo el paladar trastocado. Sea como fuere, me gustaron, me gustaron mucho. Dado que iba a estar comiendo más berenjenas que gambas se había llevado al buche Bubba, pensé que estaría bien prepararlas de varias maneras diferentes para no cansarme demasiado rápido. Por desgracia, solo lo hice de dos, pero ambas valieron la pena a más no poder. Esta forma, en concreto, está inspirada en una receta que vi aquí, aunque, como de costumbre, me la pasé por el arco del triunfo y acabé haciendo lo que me vino en gana. Toda una joyita, el niño.

1 – Cortamos una berenjena por la mitad, retiramos el tallo, hacemos cortes en forma de rombos en su carne, salamos ligeramente y la colocamos en un recipiente profundo. Tapamos con dos capas de film transparente y lo metemos en el microondas a máxima potencia durante 10 minutos. Una vez que haya pasado el tiempo, repetimos la operación con la otra berenjena.

2 – Machacamos el comino en un mortero y reservamos.

3 – Esperamos a que ambas berenjenas se enfríen, retiramos la pulpa en tiras, que pasamos a un cuenco, y desechamos las pieles. Aliñamos con un chorrito de aceite de oliva virgen extra, la mitad de la hierbabuena y el comino. Tapamos con film transparente y dejamos en la nevera un par de horas.

4 – Cortamos rodajas de cebolla muy finas (unas 4 o 5 por comensal) y las sumergimos en agua con un chorro generoso de vinagre. Dejamos que pierdan la fuerza durante unos 20 minutos.

5 – Sacamos la berenjena de la nevera y la aliñamos con los filetes de anchoa picados, aceite de oliva virgen extra, pimienta y vinagre de vino. Removemos bien y servimos. Por último, colocamos la cebolla por encima y terminamos con unas cuantas hojas más de hierbabuena.

Últimos comentarios

  • No hay tweets

Contactar

Top