Cooking D.I.Y.
08 de octubre de 2013

Ingredientes

(Para 8):

— 1 calabacín pequeño

— 250 g de mató

— 8 higos

— 3 huevos

— 160 g (2 medidas de vasito de yogur) de harina de trigo

— 100 g (1 vasito) de azúcar moreno

— 2 cucharadas pequeñas de levadura química

 

Para la salsa de uvas y chacolí:

— 400 g de uvas moscatel

— 250 ml de vino chacolí

— 1/2 ramita de canela

— 1 cucharada grande de azúcar moreno

 

— 100 g de pipas de calabaza

 

 

El Cadaverista (exquisito)

Dijo un día Doctor Muerte por Twitter, después de que Mikel Iturriaga elogiara su cadáver exquisito, algo así como que el día había sido tan completo que ya podía irse a dormir. Lo mismo me pasó a mí cuando El Comidista se animó a participar en esta sección con nosotros. Todavía recuerdo muy bien el momento en el que nos propuso salir en su Top 10. Acabábamos de sacar el primer vídeo, estaba teniendo muy buena respuesta y se me ocurrió mandarle un mensaje a Mikel con el enlace. Nada más decirme que le molaba y que le gustaría que apareciéramos en su blog, me entró LA EMOCIÓN y me puse a pegar saltos de alegría —sí, rarito que es uno—. Desde entonces, han pasado un montón de cosas buenas y algunas de ellas  —como conocerlos a él y a Mònica o sacar nuestro futuro libro— han sido, en parte, gracias a ese artículo.

P. D. Sí, esta cheesecake abizcochada de higos tiene ciertas similitudes con una receta que publicó Mikel hace un tiempo. Sospechoso. Copieteos aparte, aquí está su cadáver.

P. D. 2 No, normalmente no soy un pelota asqueroso, pero hay que entender la situación, tú.

P. D. 3 Los ingredientes propuestos por Mikel fueron calabacín —el tío es un cachondo—, uvas y chacolí (o txakolí). Por mi parte, dije higos, pipas de calabaza y canela. Ahí es .

1 – Lavamos el calabacín y lo rallamos bien. Reservamos.

2 – Precalentamos el horno a 180 ºC con calor abajo.

3 – Cascamos los huevos, los batimos bien y los mezclamos con el mató, el azúcar, el calabacín rallado y la harina y la levadura tamizadas hasta obtener una mezcla homogénea.

4 – Untamos bien con aceite y espolvoreamos un poco de harina sobre un molde redondo de unos 28 cm apto para el horno. Volcamos la mezcla en él, disponemos los higos —pelados y cortados a cuartos— por encima y lo metemos en el horno, cuya temperatura bajaremos a 160 ºC. Pasados 50 minutos, pinchamos el centro con un palillo o un cuchillo. Si sale limpio, podemos sacar la tarta del horno.

5 – Calentamos en un cazo el chacolí con la canela. Pasados 20 minutos, añadimos el azúcar y las uvas despepitadas. Dejamos cocer 30 minutos más, retiramos la canela y reservamos.

6 – Servimos la tarta con un par de cucharadas de la salsa de chacolí y uvas. Por último, espolvoreamos unas pocas pipas de calabaza.

Últimos comentarios

  • No hay tweets

Contactar

Top