Cooking D.I.Y.
09 de noviembre de 2012

Ingredientes

(Para 3):
— 1/2 vaso de couscous
— 50 g de espinacas frescas
— 50 g de uvas pasas
— 50 g de higos secos
— 50 g de nueces peladas
— 1 manzana
— 1 diente de ajo
— 1/2 pastilla de caldo de pollo
— 1 cucharada pequeña de curry
— Sal y pimienta
— Aceite de oliva virgen extra

 

Para la salsa de yogur:
— 1 yogur griego
— 1 cucharada grande de zumo de limón
— 2 cucharadas grandes de aceite de oliva virgen extra
— Sal y pimienta al gusto

 

Curry de couscous, espinacas y frutos secos

Llevaba mucho tiempo queriendo hacer algo con couscous, ya que es un ingrediente que me encanta y, sin embargo, lo uso poquísimo. Creo recordar que una de las primeras cosas que cociné yo solo, allá por el año 2000 o 2001 —cuando no tenía más de 12 años—, fue una ensalada con couscous, albahaca seca, atún y aceite de oliva. No es que vaya a tirarme el pegotazo diciendo que la vocación me llegó estando yo en mi más tierna infancia, todo lo contrario. Es más, cuando era pequeño quería ser de mayor, por este orden, Batman, astronauta, paleontólogo especializado en dinosaurios y vulcanólogo. Volviendo al tema, no fue hasta unos años después, allá por 2009, que probé el tabulé y me enamoré por completo del couscous. Esa mezcla de ácido con sémola de trigo, tomate y perejil —entre otros ingredientes— sigue sorprendiéndome cada vez que la pruebo. No obstante, siempre que lo he preparado, me quedaba bastante aguachirrado el plato, así que llevaba un tiempo detrás de una preparación en la que el couscous estuviera un poco más seco y, por suerte, la he encontrado. Si sois un poco especialitos y no os gustan las espinacas crudas, podéis cocerlas en agua con sal hasta que estén en el punto que más os ponga, pero a mí me vuelven tan loco crudas que me las como hasta en sándwich, como veréis en próximos episodios. Stay tuned!

1 – Calentamos una sartén a fuego medio-fuerte con un chorrito de aceite de oliva virgen extra. Mareamos un ajo laminado y, antes de que se dore, añadimos las espinacas, bien lavadas y cortadas en tiras de 1 cm aproximadamente. Salpimentamos y dejamos rehogar.

2 – Calentamos poco más de medio vaso de agua en el microondas. Cuando empiece a hervir, lo retiramos. Disolvemos la media pastilla de caldo y el curry con una cuchara. Añadimos unas gotas de aceite de oliva virgen extra e incorporamos el couscous. Tapamos con film transparente y lo dejamos hidratarse 5 minutos.

3 – Pelamos y picamos la manzana y la incorporamos a la sartén junto con las uvas pasas y los higos secos, también picados. Añadimos el couscous y las nueces y retiramos la sartén del calor.

4 – Mezclamos un yogur griego con zumo de limón, sal, pimienta y aceite de oliva virgen extra. Probamos y corregimos hasta que esté a nuestro gusto.

5 – Servimos en un plato el couscous, adornamos con unas hojas de espinaca fresca picadas y, para terminar, añadimos una cucharada grande de salsa de yogur. Poco más.

Últimos comentarios

  • No hay tweets

Contactar

Top