Cooking D.I.Y.
22 de enero de 2012

Ingredientes

(Para 4):
550 g de champiñones varios (en mi caso, 250 g de portobello y 300 g de champiñones normales)
1 litro de caldo de pollo o de verduras
1/2 cebolla
2 dientes de ajo
1/2 vaso de leche
1 cucharada sopera de mantequilla
1 rama de tomillo
1 puñado de perejil fresco picado
Aceite de oliva

Para acompañar (opcional):
6 langostinos
1 diente de ajo
1 puñado de perejil fresco picado
Aceite de oliva

Crema de champiñones

¡Hola! Este es un plato que llevaba mucho tiempo queriendo preparar. Me encanta los champiñones y las setas. Tienen un sabor muy particular y son un ingrediente muy especial. Se pueden preparar de mil maneras (tantas como tenía Bubba de preparar gambas) y os puedo asegurar que siempre estarán buenísimos. Una de mis maneras favoritas es hacerlos salteados con ajo, guindilla, perejil y pasta. Prometo prepararlos así un día. Mientras tanto, os dejo con esta crema de champiñones que estoy seguro de que os gustará bastante. La saqué, si no recuerdo mal, de la página de Martín Berasategui, pero no soy capaz de dar con el link. Como soy un trasto, decidí darle un toque “mar y montaña” a última hora añadiéndole unos langostinos al ajillo que contrastaran tanto en textura como en sabor y la verdad es que el resultado es espectacular.

Por cierto, yo me he entretenido en un mundo contemplativo de luz y color en el que podía confitar el ajo durante 10 minutos, pero si queréis sofreírlo junto con la cebolla para ahorrar tiempo, podéis hacerlo.

1 – En una olla profunda, ponemos aceite de oliva a fuego medio-bajo y añadimos los ajos laminados. Una vez que empiecen a chisporrotear, bajamos el fuego al mínimo y dejamos que se confiten en el aceite durante 10 minutos. Mientras tanto, vamos a ir picando la cebolla, limpiando y picando los champiñones (basta con quitarles la tierra con un paño y pasarlos por agua después) y el perejil. Añadimos la cebolla con un poco de sal, subimos el fuego y la dejamos pocharse durante otros 10 minutos, tras lo cual subimos el fuego de nuevo, añadimos la mantequilla y el perejil y, tras 3 o 4 minutos, añadimos los champiñones.

2 – Dejamos que los champiñones se hagan durante un mínimo de 15 minutos a fuego medio. Les ponemos un poco de sal para que suelten agua y dejamos que evapore la mayor parte, tras lo cual podemos añadir el caldo y dejar cocer durante otros 15-20 minutos. Agregamos la leche, dejamos que se integren bien todos los sabores durante un par de minutos y ya podemos triturarlo todo.

3 – Esta parte es opcional. En una sartén, sofreímos un diente de ajo laminado y, una vez dorado, añadimos los langostinos cortados en trozos y el perejil picado. Le damos un par de vueltas, no más de 2 o 3 minutos, y podemos añadirlo a los platos en los que vayamos a servir la crema. Hala, a disfrutar

Últimos comentarios

  • No hay tweets

Contactar

Top