Cooking D.I.Y.
02 de julio de 2014

Ingredientes

(Para 5):

— 3 calabacines hermosos

— 2 manzanas Granny Smith

— 2 dientes de ajo

— 3 cebollas dulces

— 125 g de yogur natural

— 1 cucharada grande de orégano

— 150 g de butifarra de payés (o de salchicha BUENA de carnicería)

— Sal y pimienta

— Aceite de oliva virgen extra

 

Crema de calabacín y manzana ácida

Queridísimo Juanma:

Lo hemos conseguido. Hemos comido hasta reventar y eso incluye salmorejos y gazpachos, marmitako, ensaladas, cochinillo y, por supuesto, trillones de latas de berberechos, mejillones en escabeche, ventresca de atún, melva y navajas regadas con incontables metros cúbicos de salsa Espinaler. Nos hemos dado tantas hostias en el Tekken que los pobres personajes del juego han tenido que pedir la baja definitiva, algunos por depresión, otros por un hueso roto y otros, los más listos, por miedo a lo que será de ellos una vez aprendamos a manejarlos. Nos hemos descojonado hasta llorar de todo aquello que nos parecía digno de nuestro sentido del humor, como tus gallos y los míos, la risa de Hèctor o los vídeos estúpidos de YouTube. No hemos sido excesivamente malos, pero tampoco especialmente buenos. Por todo esto y los Alabama Shakes, las noches de vermuts y fiesta, las palmaditas en el culo mañaneras, las miles de veces que nos has prestado el proyector para ver una serie y, en concreto, por ser el mejor compañero de piso que uno pueda desear —además de una de mis personas favoritas—, GRACIAS.

Con mucho amor —pero todo superhetero, ¿eh?—,

Carlos.

1 – Calentamos una olla amplia con un chorrito de aceite de oliva virgen extra y rehogamos en él la cebolla cortada durante unos 30 minutos a fuego medio-bajo. En ese tiempo, intentamos tener la olla tapada todo el tiempo y agregamos agua poco a poco para generar vapor.

2 – Pasados ese tiempo, añadimos los ajos, picados, los calabacines, cortados, y las manzanas, peladas, despepitadas y cortadas. Dejamos alrededor de otros 40 minutos.

3 – Agregamos el orégano y el yogur, trituramos y reservamos. Si está muy espeso, lo aligeramos con un poco de agua o caldo de verduras hasta que tenga la consistencia deseada. Probamos y ajustamos los puntos de sal y pimienta si es necesario. A partir de aquí, podemos servirlo caliente o esperar a que se enfríe.

4 – Calentamos una sartén a fuego medio-alto. Mientras coge calor, sacamos la carne de la butifarra, la desmenuzamos con las manos hasta tener trocitos del tamaño de una tira de panceta, los aplastamos bien y los doramos por todas partes en la sartén junto con un chorrito de aceite de oliva virgen extra. Servimos y agradecemos a El Filete Ruso que me diera a probar esta receta para luego intentar emularla. Ah, el hecho de que esté etiquetado como un plato vegetariano es porque la butifarra es opcional, también se le pueden añadir costrones o, mucho más a lo loco, regañás.

Últimos comentarios

  • No hay tweets

Contactar

Top