Cooking D.I.Y.
11 de diciembre de 2011

Ingredientes

(Para 4):

Para las costillas:
1800 g de costillas de cerdo
1 vaso y medio de la mezcla Art Attack, es decir, la mezcla de miel, salsa de soja y aceite de oliva a partes iguales

Para las Jacket potatoes:
4 patatas medianas
4 cucharadas pequeñas de mantequilla
Queso rallado al gusto
Sal y pimienta

Costillas asadas & Jacket potatoes

Vamos con el plato fuerte de esta serie de entradas especiales para Año Nuevo. Este plato se lo vi hacer a mi madre hace ya algún tiempo y, la verdad, es una auténtica delicia. Para aseguraros de que os sale bien, tenéis que usar unas costillas de cerdo que tengan bastante carne, por lo que las de cerdo ibérico están descartadas (además, tienen más grasa). Aparte, tened en cuenta de que la salsa se hace con 3 partes iguales de aceite de oliva, salsa de soja y miel. Podéis hacer más o menos cantidad, pero siempre tienen que ser las mismas cantidades. Además, podéis sofreír unos ajos en el aceite de oliva para darle otro toque. Yo, en este caso, no lo he hecho. Last, but not least, me gustaría resaltar que las fotografías corren a cargo de Adrià Pifarré (de nuevo), ya que es una de las recetas que hicimos cuando vino a visitarme en agosto.

1 – Para empezar, hacemos nuestra mezcla de soja, miel y aceite de oliva (recordad, a partes iguales). Con vaso y medio, como dije antes, bastará. A continuación, colocamos las costillas en un recipiente en el que quepan bien y las bañamos con la mezcla. Las dejaremos macerar alrededor de una hora. Durante ese tiempo, les damos la vuelta cada 15 minutos, para que se empapen bien por todos los lados.

2 – Precalentamos el horno a 200º C. Ponemos las costillas junto con la mezcla en un recipiente apto para el horno y las metemos. Normalmente, como indica esta página del Servicio de Inocuidad e Inspección de Alimentos, del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, para un costillar de cerdo de entre 1 y 1.8 kilográmos, es recomendable hornear a 170º C entre 1 hora y media y 2 horas. Así que, cuando hayáis introducido el costillar en el horno, bajáis a 180º C (10 grados más no le harán ningún daño) y esperáis pacientemente a que se vaya haciendo bien, dándole la vuelta a los trozos de costilla cuando pasen 45 minutos. Si veis que la salsa se consume en exceso, haced un poco más de mezcla y ponédsela.

3 – Para las jacket potatoes, lavad las patatas y pinchadlas con un tenedor. Envolvedlas en papel aluminio y ponedlas en el horno cuando hayan pasado 30 minutos desde que hayáis metido las costillas de cerdo. Tienen que hacerse durante, más o menos, una hora. Una vez hechas, abridlas con cuidado de no quemaros, hacedles un corte en forma de cruz y ponedles la mantequilla, la sal, la pimienta molida y el queso rallado. Hala, buen apetito. Espero que os guste la propuesta del plato principal del menú para Fin de Año.

Últimos comentarios

  • No hay tweets

Contactar

Top