Cooking D.I.Y.
14 de mayo de 2012

Ingredientes

(Para 3):
1/2 conejo, partido en trozos
5 ajos tiernos
1 diente de ajo
3 ramas de romero
1 vaso de vino blanco
Aceite de oliva virgen extra
Sal y pimienta

Aceite de girasol

 

Para el rebozado:
230 g de harina de trigo
4 puñados de copos de maíz
Leche
2 cucharadas pequeñas de pimentón
1 cucharada pequeña de orégano
1 cucharada pequeña de tomillo
1 cucharada pequeña de jengibre en polvo
1 cucharada pequeña de ajo en polvo
1 cucharada pequeña de mostaza a la antigua

 

Incluye

Carnes, Segundos,

Música

Istanbul (Not Constantinople) - The Four Lads


Conejo frito

Hace tiempo, vi un vídeo de Jamie Oliver en el que preparaba «conejo frito de Essex». Me gustó tanto la propuesta que pensé en reproducirla. Sin embargo, quería otro tipo de rebozado que fuera más parecido al del pollo frito estilo Kentucky, ya que me gusta bastante (lo admito, es el único sitio multinacional de comida rápida que me “gusta”). Para ello, me ayudó bastante la receta de pollo frito de Robin Food, que podéis consultar aquí. Sin embargo, yo no uso panko, más que nada porque no tengo y, en su lugar, utilizo copos de maíz machacados. Como sabéis, soy poco aficionado a los fritos, pero este vale la pena, queda muy ligero y, además, muy bueno.

1 – Ponemos en una olla amplia los trozos de conejo salpimentados, los ajos tiernos (sin la capa exterior ni las raicillas y lavados bajo agua) con sus hojas verdes y todo, el diente de ajo cortado por la mitad y las ramas de romero. Añadimos un chorro de aceite de oliva y el vino blanco, y encendemos el calor a medio-alto.

2 – Cuando empiece a hervir, bajamos el fuego a medio-bajo, tapamos la olla y dejamos que el conejo se haga suavemente durante una hora y cuarto, revisando cada media hora que todo va bien. Pasado ese tiempo, retiramos la olla del calor y dejamos enfriar.

3 – Trituramos con la picadora o la batidora los copos de maíz y los mezclamos junto con la harina y todas las especias menos la mostaza. Dividimos esta mezcla en dos, reservamos una mitad y a la otra le añadimos leche y la mostaza hasta obtener una gacheta espesa. Introducimos los trozos de conejo en ella y los dejamos marinar unas 3 horas.

4 – Calentamos una cacerola no demasiado amplia con aceite de girasol a fuego medio-fuerte. Sacamos los trozos de conejo del rebozado, los pasamos por la mezcla seca hasta que estén cubiertos completamente y los freímos durante un par de minutos o hasta que hayan adquirido un precioso color dorado.

Últimos comentarios

  • No hay tweets

Contactar

Top