Cooking D.I.Y.
25 de septiembre de 2013

Ingredientes

(Para 3): 

— 400 g de mató (o de ricotta)

— Piel rallada de 1 limón

— 20 placas para canelones

— 600 g de tomate triturado

— 10 tomates secos (opcional)

— 200 ml de agua (opcional)

— 30-35 hojas de albahaca

— 3 dientes de ajo

— 1 cayena

— 100 g de parmesano

— Aceite de oliva virgen extra

— Sal y pimienta

 

Incluye

Extranjerismos localizados, Pastas y arroces, Primeros, Vegetariano,

Música

My Boy John - Baby Jane & The Rockabyes


Canelones de mató (o ricotta)

Semana grande, segunda parte. Ayer era el turno de María. Hace un par de domingos, fui a un mercadillo en el que vendía diversas cosas y me traje dos libros a cambio de invitarla a cenar estos canelones —el trueque es AMOR—, cuya receta me confió Cosma un día. A todo esto, María, su novia —pero no la del cumpleaños de este viernes, ¡qué lío!—, me ha traído un kilo de panceta de uno de sus cerdos y ahora no sé qué hacer con ella, ya que se le descongeló por el camino y es imposible meterla tal cual en la nevera a que críe escarcha. Por lo tanto, acepto sugerencias. En estos tiempos de ensaladas, calorías contadas y dietas de puntos, revindicar el cerdo se puede considerar revolucionario y eso es algo que a nosotros —y hablo por los tres— nos encanta. Arriba la grasa. Se despide Carlos Román, quien, por cierto, habla de carne en el texto de presentación de una receta vegetariana. Dos huevazos.

P. D. Recuerda que YA puedes apuntarte a nuestra newsletter entrando aquí y escribiendo tu correo electrónico. ¿Que no encuentras ningún motivo para hacerlo? No te preocupes, solo te diré dos palabras: contenido exclusivo. Ahí es .

1 – Calentamos una sartén amplia o una cacerola, añadimos un chorrito de aceite de oliva virgen extra y rehogamos los ajos golpeados y la cayena. Cuando empiecen a dorarse, agregamos el tomate triturado, la mitad de la albahaca, los tomates secos y el agua —esta última solo en caso de que usemos tomates secos—. Dejamos cocer unos 20-30 minutos, rectificamos la sazón y la acidez, retiramos del calor, quitamos la cayena, trituramos y reservamos.

2 - Lavamos bien el limón y sacamos la ralladura de su piel. La añadimos al mató, salpimentamos y removemos bien. Reservamos.

3 – Calentamos agua en otra cacerola. Cuando rompa a hervir, bajamos el fuego, añadimos sal y cocemos las placas durante 5 minutos. Retiramos y reservamos en un paño limpio.

4 – Precalentamos el horno con calor arriba y abajo a 250 ºC.

5 – Extendemos unas cucharadas en el fondo de un recipiente apto para el horno.

5 – Rellenamos las placas de canelones con una cucharada grande hermosota de la mezcla de mató y piel de limón. Cerramos y disponemos por encima del tomate esparcido en el recipiente. Repetimos la operación hasta hacer todos los canelones.

6 – Cubrimos los canelones con el resto de las hojas de albahaca, la salsa de tomate y el parmesano rallado. Horneamos durante 10-15 minutos o hasta que parte de la salsa se haya evaporado y el queso se haya gratinado.

  • No hay tweets

Contactar

Top