Cooking D.I.Y.
03 de junio de 2013

Ingredientes

(Para 2):

— 700 g de chipirones

— 350 g de chirlas

— 1 cebolla

— 2 dientes de ajo

— 1 pimiento verde de freír

— 100 ml de vino blanco

— 400 ml de caldo de pescado (la cantidad puede variar)

— 20 hebras de azafrán

— 4 cucharadas de perejil fresco picado

— Sal y pimienta

— Aceite de oliva virgen extra

 

Incluye

Pescados y Mariscos, Segundos, Verduras,

Música

Such Great Heights - The Postal Service


Calamares y chirlas con vino y azafrán

Gracias. Gracias. Gracias. Gracias. Gracias. Gracias. Gracias. Gracias. Gracias. Gracias. Gracias. Gracias. Gracias. Gracias. Gracias. Gracias. Gracias. Gracias. Gracias. Gracias. Gracias. Gracias. Gracias. Gracias. Gracias. Gracias. Gracias. Gracias. Gracias. Gracias. Gracias. Gracias. Gracias, María, por descubrirme esta maravilla, me ha devuelto la fe en la humanidad.

P. D. Perdona, eso sí, los ataques de herejía y esas cosas.

1 – Limpiamos bien los chipirones: retiramos tripas, bolsa de tinta y pluma, les damos la vuelta y los pasamos por el grifo. Después, les volvemos a dar la vuelta. Aparte, usamos unas tijeras para separar las patas de los ojos, que tiraremos, y quitamos la boca. Para acabar, cortamos los cuerpos en rodajas de unos 2 cm de grosor y las patas en tres partes. Reservamos.

2 – Ponemos las chirlas en una mezcla de agua con un poco de sal.

3 – Picamos finamente el ajo, el pimiento y la cebolla, y los sofreímos en una olla con un chorrito de aceite de oliva virgen extra puesta a fuego medio-bajo durante unos 15 minutos. Salpimentamos al principio. Pasado ese tiempo, añadimos el vino y esperamos a que se evapore el alcohol.

4 – Subimos el fuego a medio-alto y agregamos los chipirones a la olla junto con la mitad del perejil fresco picado. Posiblemente, soltarán bastante agua, por lo que empezarán a cocerse de inmediato. Cuando suba el hervor, bajamos el fuego a medio-bajo y los dejamos hacerse por espacio de media hora. Si vemos que se reduce demasiado el agua, podemos añadir un poco más de caldo de pescado. Es importante que este no cubra del todo por completo los chipirones, pero también que estos no se queden secos.

5 – Pasado 20 minutos, ponemos el azafrán en una taza, rompemos las hebras con el mango de una cuchara y añadimos un poco del caldo de los chipirones para que se vaya infusionando.

6 – Cuando se cumpla la media hora, añadimos las chirlas y el azafrán a la olla, esperamos un par de minutos a que se abran y servimos inmediatamente. Para acabar, espolvoreamos el resto del perejil fresco picado por encima.

Últimos comentarios

  • No hay tweets

Contactar

Top