Cooking D.I.Y.
12 de abril de 2013

Ingredientes

(Para 3):

— 3 filetes de 1 cm de grosor de lomo de cerdo ibérico

— 1 mango

— 80 g de queso tierno de oveja

— Unas hojas verdes

— 3 bollos (decentitos, por favor)

— Sal y pimienta

— Aceite de oliva virgen extra

 

Bocadillo de lomo ibérico y mango

Un día, volvía al estudio y vi en una frutería pakistaní del Raval mangos de tipo Ataúlfo a buen precio. Fue tal mi asombro —siempre encuentro únicamente petacones—, que tuve que rascarme los ojos y pedirle al pobre frutero estupefacto que me pellizcara, cosa que no hizo. Sin más dilación, metí tres de estos benditos frutos en una bolsa. Al ir a pagar, sin embargo, me di cuenta de que —fuckfuckfuck— no traía dinero ni cartera conmigo. Salí pitando al estudio para recolectar unas cuantas monedas, pero no-recuerdo-muy-bien-qué-asunto me entretuvo, terminé por liarme e irme de cervezas con Marc y Adrià, y ahí se quedó la cosa. A la mañana siguiente, madrugué como un campeón, desayuné como un patricio romano, me vestí como un dandi y salí del estudio al ritmo de Fela Kuti. Cuando llegué a la frutería, me encontré con una desagradable sorpresa: no quedaban mangos. Me entraron ganas de llorar. El mango es mi fruta favorita y en España es muy difícil dar con un ejemplar de calidad sin tener que rascarse el bolsillo hasta desgarrarlo. Poco a poco, pasaron por mi paladar todos los recuerdos gustativos de mi infancia, en la que consumía mangos como si fueran cacahuetes y me manchaba la cara hasta parecer un payaso. Es más, hasta podía sentir las fibrillas que se me quedaban entre los dientes. De nuevo, para llorar. A pesar de que me recorrí todas y cada una de las fruterías que había en quinientos metros a la redonda, no conseguí más que petacones. Primer fuckfuckfuck del día, menuda mierda de lunes. Menos mal que el cerdo lo recompuso. Siempre lo hace, de hecho.

1 – Calentamos una sartén a fuego medio-fuerte.

2 – Colocamos la punta del mango bocabajo y realizamos un corte de arriba abajo. Lo pelamos y, a continuación, lo cortamos en bastones. Repetimos la operación con la otra mitad. Reservamos.

3 – Una vez que la sartén haya cogido temperatura, añadimos unas gotas de aceite de oliva y hacemos en ella los filetes de lomo ibérico pimentados. Pasados 2-3 minutos, agregamos las tiras de mango, damos la vuelta a los filetes y los dejamos otro par de minutos.

4 – Lavamos, cortamos y aliñamos unas hojas verdes con aceite de oliva virgen extra y sal. Además, abrimos los panes por la mitad.

5 – Sacamos los filetes de la sartén, salamos y añadimos el queso por encima para que se vaya fundiendo.

6 – Montamos el bocadillo.

Últimos comentarios

  • No hay tweets

Contactar

Top